<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, domingo, 28 de diciembre de 2008

CENTRO CIUDAD COMERCIAL ALTAVISTA 2.

La verdad que estaba reacio a visitar la ampliación del CCC ALTAVISTA, conocido como el MACROCENTRO 2, ya que el puente aéreo que une al primero con el segundo, era para mí una prueba evidente de la continuación del mal gusto que siempre ha prevalecido en la edificación de los centros comerciales en Puerto Ordaz.




La edificación de los centros comerciales TRÉBOL, así como muy posteriormente el NARAYA eran ejemplos de la avaricia desmedida de sus propietarios, quienes sólo se preocupaban por llenar de locales los espacios de las estructuras, para de esa forma obtener la mayor ganancia posible. O al menos eso pensaban su propietarios, quienes a la fecha de hoy (y después de más de una década) todavía tienen locales que no han podido alquilar o vender.

En principio, su apariencia exterior no luce prometedora, pues al igual que en la etapa I, se trata de una estructura monobloque de 3 pisos, que mueve a pensar en las tienditas tipo cajitas de fósforo, distribuidas a lo largo de estrechos pasillos, extremadamente lineales y en donde la solución arquitectónica con el uso del ángulo recto, está presente hasta en la sopa.




La verdad es, que la aparición en Guayana del ORINOKIA MALL establece un antes y un después en la concepción de la edificación de lugares que, sin perder su razón comercial, sirven de centros de esparcimiento seguros para la población de Ciudad Guayana. La edificación del CENTRO COMERCIAL ALTAVISTA 2 es el mejor ejemplo de ese después.





Una vez que se traspasa el estacionamiento (el cual conserva la misma estructura de la etapa I) el paisaje del centro comercial (sí, sí, se puede ver la presencia de un arquitecto, al cual parece que en verdad dejaron trabajar a sus anchas y sin límites presupuestarios) es un regalo para los ojos del visitante.




Los pasillos lucen por el momento descomunales (adivino que en pocos meses estarán saturados de kioskos por doquier) y de hecho se me antojaron mucho más anchos que los del ORINOKIA. El uso de colores claros en toda la arquitectura, refuerza esa sensación de amplitud.






A pesar de que 2/3 del centro comercial están aún vacíos, se aprecia la presencia de una buena iluminación y hay abundante cantidad de escaleras, tanto tradicionales como eléctricas. Otra cosa que puede resultar común para cualquier visitante, pero no así para la gente de Guayana (acostumbrada al mal trato) es la presencia de aire acondiconado integral en todo el centro comercial.








La parte más hermosa (y mejor lograda) del Centro Comercial es justamente su centro. Se trata de una amplia plaza, de forma perfectamente circular, que genera un tragaluz al forzar al resto de los pisos a que adquieran en esta zona una forma circular. El tragaluz es rematado con la presencia de una gran cantidad de ventanas (dispuestas también circularmente) cuyo borde superior es rematado en forma de arco y justamente en el medio del techo está suspendida una gran araña de moderno diseño, que junto con los ventanales, imprimen al lugar cierto aire arabesco.











Llama la atención la forma en que fue resuelta la caja del ascensor. El arquitecto colocó pequeños huecos rectangulares, a lo largo de la pared que da contra la plaza, rematando el mismo con un reloj en su parte superior. Al verse de lejos, pareciese como si se tratase de un pequeño rascacielos que arranca desde la base de la plaza y que tiene por límite el borde del iluminado techo.





El segundo piso está prácticamente invadido por lo que se conoce por la zona de la feria. Se trata de pequeñas franquicias de comidas en donde, por raro que parezca, no están presentes los McDonalds, Burger King o Wendys. Adivina uno, que estas cadenas internacionales sienten que no están dadas las condiciones para seguir invittiendo en Venezuela, a pesar de que nuestro presidente invite a cualquiera que quiera oirlo hasta a poner una fábrica de lentes de sol en nuestro país.





Por los momentos, esta zona luce sumamente amplia y no transmite para nada la sensación de agobio (tan común en estos merenderos comunales) y esto muy posiblemente sea el resultado del amplio balcón que está presente en dicha zona por la geometría circular que imprime al lugar la plaza de la planta baja.








¿Qué cosas ví que no me gustaron? Pues los baños. Los mismos brillan por su ausencia, para la potencialidad que representa el lugar. Los pocos que hay, son de una concepción, un diseño y unas dimensiones tan pobres como los de la etapa I. Recuerdo que cuando alguien necesitaba de acudir al baño en la etapa I, iba a los baños del multicine CINEX, pues los otros daban pena. Otra cosa que también vi mal, son los puestos de estacionamiento. No conformes con haber tenido que redistribuir la disposición de los mismos, los espacios que delimitan el puesto para cada vehículo, son tan absurdamente irreales, que aparentemente nadie les para.


Etiquetas: , , , , , ,

1 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, jueves, 25 de diciembre de 2008

EL PÍCARO REDONDEO DE LOS FAST FOODS O COMO BURLARSE DEL SENIAT SIN SER MULTADO.

La eliminación de los 3 ceros en nuestra denominación monetaria trajo consigo la reutilización de los céntimos en la presentación de los precios.Pero pareciera que eso sólo se ha quedado en la forma en que es expresado el precio de un producto, bien sea porque el mismo se nos presenta con el típico engaño publicitario (invento gringo) del "sólo por 99,99 Bs." (cuando la realidad es que te están cobrando Bs.100,oo) o porque la aplicación del 9% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) conlleva a que el precio final no sea una cifra entera, sino decimal.

Y digo esto porque tal parece que ese famoso refrán venezolano de “yo cuido las puyas, que los bolívares se cuidan solos” o bien es desconocido por las nuevas generaciones, o bien la soberbia de un pueblo que todavía no sabe lo que es pasar hambre realmente (Uslar Pietri decía que hasta el clima favorecía al venezolano, quien podía alimentarse tomando la comida de una mata de cambur o mango) lo lleva a despreciar eso que los españoles de la raza calé llamaban (también burlonamente) “calderilla”. ¿Será que Herrera Luque tenía razón en su VIAJERO DE INDIAS?

El caso es, que en muchas de mis transacciones comerciales hago uso, bien sea de la TARJETA DE DÉBITO o (cuando el vivo del comerciante no me aplica el indebido recargo) de la TARJETA DE CRÉDITO. En muchas ocasiones en que pago con este sistema, me encuentro que el monto de la factura y el del voucher del PUNTO DE VENTA, difieren en su valor. Y por cosas de la vida, o quizás porque quienes manejan la caja son jóvenes que no superan los 20-22 años, es en los puestos de comida conocidos como FAST FOOD (o comida chatarra) en donde es más común la presencia de la discrepancia en las cifras.





No siempre se trata de una diferencia de uno o dos céntimos (10 ó 20 bolívares de los del año 2007) sino que hay casos en donde me he encontrado con diferencias de hasta 2,01 Bs. (Bs. 2.010,oo de los del año 2007).



Sin embargo, tengo que reconocer que cuando he acudido a farmacias, ferreterías o automercados, en la mayoría de ellos sí hay un verdadero respeto para con el cliente, al reflejar el valor de la factura en el voucher del PUNTO DE VENTA.




Lo que debe llamar la atención, es que dado que uno está pagando con dinero plástico, no hay razón alguna para que el dependiente haga un redondeo hacía arriba del valor de la factura. En segundo lugar, tanto el redondeo como la operación en el PUNTO DE VENTA son realizados a espaldas del consumidor y sin su notificación o solicitud de permiso, por lo que bien que se pudiese tipificar tal proceder, no sólo como de una estafa, sino también como de una evasión al fisco, pues ese diferencial va directamente a la cuenta bancaria del propietario de la firma, mientras que a nivel contable nunca aparecerá reflejada esa “ganancia extra” obtenida.

Claro, hay casos en que la falta de circulante hace que sea prácticamente imposible la devolución del vuelto exacto, cuando la operación es realizado en efectico contante y sonante. Y contante y sonante son las ganancias no declaradas que ese céntimo, por puesto de estacionamiento, deja en la cuenta bancaria de la empresa que maneja la concesión del estacionamiento.



Y para quien no me crea, sólo tiene que leer el artículo que el amigo ZEITAN hizo en su momento al respecto.

Y si no echo los cuentos que me ha tocado oír (mas que vivir) sobre algunos cajeros de los bancos y de los MERCAL y PDVAL, los cuales hacen pingües ganancias en torno a un vuelto en sencillo (monedas) que muy pocas veces entregan, es porque obviamente resulta imposible mostrar una prueba de ese “tipo de enriquecimiento” en un blog. A ese respecto, bien que tiene la palabra (así como la responsabilidad) los correspondientes departamentos de seguridad bancaria de las diferentes unidades financieras del país.

Lograr que tus hijos sean capaces de ser honestos, es el comienzo de toda educación. (John Ruskin)







, , , , , , , , , , , , , , , , ,


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

0 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD



Como lo dice GEORGE CLOONEY en este pequeño mensaje de apoyo a la labor mundial desempeñada por los CASCOS AZULES de la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS:

La paz es un trabajo a tiempo completo.





Mientras en el mundo occidental una gran mayoría de sus habitantes celebramos la Navidad en compañía de nuestros seres queridos, hay sitios de nuestro planeta en donde un simple segundo de paz no es producto de la casualidad, sino de un esfuerzo mancomunado, desinteresado y anónimo.

Better World Campaign






Etiquetas:

Etiquetas: , , , , ,

0 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, miércoles, 24 de diciembre de 2008

EL FÚTBOL, ESE ARTE POCO CONOCIDO.

Del fútbol se dice, al igual que de otros muchos juegos, que es la forma socialmente aceptada de una guerra ficticia. Guerra esta, que se expresa a través del ritual de un juego, pero en el cual están presentes todas las reglas y tácticas de una guerra: un ejército perfectamente organizado y jerarquizado (capitán de equipo, delanteros, centros, defensas, etc.) debidamente identificado (a través de un uniforme distintivo) con presencia de estandartes, banderas, escudos e himnos; un territorio perfectamente definido y delimitado (incluido el del enemigo) y un objetivo común a ser alcanzado, mediante la incursión en el campo enemigo, para lograr la ruptura de la defensa de ese territorio, logrando la simbólica conquista del mismo, a través del marcaje del tanto o gol en la arquería contraria.

Sin embargo, un genio como FONTANARROSA (todo un hincha del fútbol) logró ver más allá de lo que parece ser un deporte de fin de semana. Logró ver escultura, logró ver pintura, logró ver danza, logró ver música, logró ver teatro, en donde otros sólo podemos ver a un grupo de personas en pos de un balón para patearlo.

FONTANARROSA vio en el fútbol, una de las más puras representaciones del arte.











Etiquetas:

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

0 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, martes, 23 de diciembre de 2008

LA CUADRATURA DEL CÍRCULO.

Sabido es que la lengua evoluciona con el transcurrir del tiempo. Las costumbres, el aislamiento poblacional y hasta la tecnología, tienen mucho que ver en el cambio del significado de las palabras.

Así, por ejemplo, cuando se nos habla de la palabra torno, cada quien lo interpreta de acuerdo a su formación y al medio en que se desenvuelve. En el caso del alfarero, la palabra torno se refiere a la mesa sobre la cual se coloca la masa de arcilla y que al girar, con la ayuda de las manos, se le va dando forma a la vasija de barro. Chatas o esbeltas, grandes o pequeñas, las piezas obtenidas siempre son de forma circular, como producto del giro (del latín tornus) de la mesa sobre su propio eje

En el mundo de la carpintería o de la metalmecánica, la palabra torno hace mención a una máquina en donde se coloca una pieza (de madera o metal) y a la cual se le transforma mediante la aplicación de una herramienta de corte mientras la pieza está girando sobre su eje. Específicamente, este tipo de máquina es conocida como torno paralelo.

La aparición de equipos computarizados (CNC: Control Numérico Computacional) para nada cambió el significado intuitivo que se tiene de la palabra torno. El producto obtenido siempre fue una pieza de geometría diversa, pero indefectiblemente de forma circular en cualquiera de sus cortes o intersecciones transversales. Este tipo de maquinaria es conocido también como tornos de control numérico.





Sin embargo, el avance de la tecnología ha sido tal, que hoy en día el resultado de una pieza obtenida en una máquina que gira continuamente sobre su eje, puede llegar a ser de forma poligonal. Es decir, una pieza de múltiples aristas. Como de costumbre, tal innovación nos llega de la Tierra de los Dragones Asiáticos.










Etiquetas:

Etiquetas: , , , , ,

0 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, sábado, 13 de diciembre de 2008

UN PRESIDENTE QUE TRABAJA PARA EL PUEBLO.

Entendiendo lo pesado y complejo que debe ser el gobernar una nación en procura de la mayor suma de felicidad posible para sus habitantes, todo ello como el resultado de un desarrollo económico que se traduzca en todo un caudal de servicios al ciudadano, enmarcados en un clima de paz, tanto ciudadana como nacional, uno llega a pensar que quizás uno de los trabajos del que menos tiempo libre se dispone, es el de los funcionarios públicos que detentan cargos de alta responsabilidad como alcaldes, gobernadores, ministros, etc. y así hasta llegar al presidente de la república.

Bueno, esa es la imagen que uno tiene, o tenía EL KBULLA cuando era niño. Esa posibilidad de poder experimentar hoy en día ese nivel de inocencia, es algo que le está vedado a los niños que crecieron y maduraron en los últimos 10 años en Venezuela. El actual presidente ha roto records de todo tipo; records que gente dedicada al mundo diplomático no ha podido alcanzar. Así, por ejemplo, el presidente Chávez hace tiempo que destronó a su Santidad Juan Pablo II como el jefe de Estado que más naciones del mundo ha visitado. Es el presidente que más horas semanales dedica a hablar por televisión (sin contar el maratónico dominical) y muchas de ellas en obligada cadena nacional. Es el presidente que más días ha acumulado de ausencia fuera de Venezuela (más de un año) so pretexto de salir a buscar y establecer acuerdos socio-económicos para el beneficio del pueblo venezolano. Y el cuento es largo. El caso es, que más bien muchos venezolanos nos preguntamos con verdadera preocupación quién será la persona que gobierna el país, pues el presidente Chávez pareciera que siempre está de gira (por Venezuela o por el mundo) en una campaña política interminable.

Y quienes lo hemos visto lanzando la primera bola en un juego de beisbol, como personalidad invitada al lado de Bill Clinton, o jugando beisbol con Sammy Sosa, o presenciando a puertas cerradas un partido entre la selección de Venezuela y el Inter de Milán, o tratando de dar la patada inicial junto con Maradona y Evo Morales (Evo mostró que si sabe patear un balón) en la inauguración de la Copa América, o intentando manejar una retroexcavadora en la interconexión del Metro de Los Teques, o que lo hemos visto cantar en uno de sus tantos programas (¿lograrán los Khichner meterlo en el Latín American Idol del 2009?) no nos resulta extraño que en cualquier momento nos venga con alguna de sus anécdotas personales de cuando era niño en Sabaneta, cadete en la Academia Militar y cosas por el estilo. Pero para lo que en verdad no estaba yo preparado, era para oírlo hablar sobre su sobrado dominio en el uso de la mensajería de texto por telefónia celular (SMS).

El jueves 11 aprovechó una reunión con su comando de campaña del PUSV, allá en el Teatro Municipal de Caracas (obra de Guzmán Blanco) para informarle a toda Venezuela que iba a aprovechar la ocasión para dirigirse a una persona, con el propósito de que la misma supiera que “en verdad era él” con quien “chateó”. Bueno, ni corto ni perezoso empezó a contarnos las vicisitudes que experimentó al recibir un mensaje de texto equivocado. Y dijo cosas como estas:


-A todas estas voy aproximándome poco, dale pa’ca, dale pa’llá, ¿no? buscando confianza…chateando…con confianza… a mi me encanta chatear, disfruto chateando, me enseñaron las hijas mías las grandes, las viejonas ya, de mis hijas.

-Ahora, entonces resulta que, bueno, me responde, me dice que bueno, tengo un problema grave, ¿podemos hablar un ratico? Sí, como no…

El cuento es largo, tan largo, que a uno se le hace difícil asimilar que el presidente de una nación reciba directamente llamadas o mensajes de celulares, máxime si tenemos presente que, en el caso venezolano en particular, el primer mandatario siempre está en el ojo del huracán de los más elucubrados intentos de magnicidio. Pero más difícil resulta comprender, que el presidente diga que pasó un buen rato “chateando” (entiendo que quiso decir: intercambiando mensajes de texto) con un perfecto extraño. Más incomprensible resulta aún que, ya que el presidente argumentó que “el mensaje lo conmocionó”, no haya acortado camino y simplemente haya marcado el número telefónico que viene asociado a todo mensaje de texto. Tampoco está clara la urgencia de que una persona desconocida sepa que él, Hugo Chávez, fue la persona con la que estuvo "chateando" accidentalmente. Pero bueno, ya lo dijo el presidente, a él le encanta chatear.

Lo que personalmente a mi me conmocionó (aparte de posteriormente ver esa noche como el presidente interrumpía la transmisión del juego de pelota, en donde jugaba El Magallanes, para nuevamente decirle por enésima vez al pueblo, que había que aprobar una enmienda constitucional, para que él, Hugo Chávez, siga interrumpiendo juegos y novelas por secular seculorum) fue el hecho de que tanto para él, como para todas esas rémoras que viven adosadas a su humanidad, no terminen de percatarse que con cada alocución, con cada transmisión, con cada intervención presidencial, resulta cada vez más evidente para Juan Pueblito, que el presidente hace de todo menos lo que se supone que el pueblo votó para que hiciese: gobernar. ¿Quién gobierna en Venezuela mientras el presidente intercambia mensajes de texto por celular?

Viene entonces a mi memoria una entrevista que leí, hace muchos años, en torno a la personalidad política de Felipe González, el cual mientras fue presidente del gobierno de España, jamás se dejó ver en un acto público que implicase descanso, diversión, o distracción. Decía el entrevistado, que Felipe González entendía que el hombre promedio del pueblo español iba a evaluar o valorar su presencia en este tipo de eventos, en forma negativa, pues no en balde lo habían elegido a él para que estuviese pendiente y se preocupase de los muchos problemas que tenía el país y no para verlo olvidándose de los mismos.

Cuán lejos están nuestros políticos (todos, gobierno y oposición) de entender que su obligación para con sus mandantes (el pueblo) es de dedicación exclusiva y que no tendrá reposo u horario de descanso, mientras en el el país las carencias superen con creces a las promesas de lo que ya parece poco menos que una comedia bufa.

- - - - -


- - - - -

Etiquetas: , , , , ,

1 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, martes, 9 de diciembre de 2008

CONSTITUCIÓN SE ESCRIBE CON C DE CONSENSO.

Constitución se escribe con C de consenso, con C de concordia, con C de conformidad.

Y esto es así, porque para que una Constitución exista, tiene que previamente haberse establecido un asentimiento, un consentimiento, una aproximación, a través del cual, unos ceden o renuncian a posiciones puntuales o personales, para así permitir que se pueda llegar a acuerdos y entendimientos con otros. Acuerdos estos, que permiten lograr el engrandecimiento y fortalecimiento del objetivo común: la creación de un instrumento jurídico que establezca las normas de convivencia pacífica entre los ciudadanos de un país.

Para ello, los políticos y las fuerzas sociales deben implementar un conjunto de leyes basadas en la igualdad, la libertad y la tolerancia. Por consiguiente, estas leyes no pueden estar al servicio de partido político alguno, sino del ciudadano común. Antes que establecer límites o barreras, las normas o leyes establecidas en una Constitución deben transmitir la sensación de que la sociedad que normaliza su convivencia por el marco jurídico de estas leyes, lo hace respirando el mismo aire que respira la Libertad.

La Constitución no puede estar regida por normas opresivas que limiten el desarrollo político, social o económico del ciudadano común, sino por un grupo de leyes que a pesar de su carácter genérico, inaprensible e invisible, sirva de brújula o marco jurídico para el establecimiento tanto de la estructura política de las fuerzas vivas del país, como de las leyes y reglamentos necesarios para garantizar la buena salud de la sociedad a la cual se debe, y por la cual se justifica.

La Constitución, por tanto, no puede estar al servicio de una individualidad o de un grupo económico, político o religioso determinado, pues sería negar su esencia.

El 2 de diciembre del 2007 el pueblo venezolano fue sometido a un referéndum constitucional, el cual se encontraba viciado en su contexto, pues lo que se pretendía reformar lesionaba en tal grado la estructura de la Constitución, que lo jurídicamente legal es que se hubiese disuelto la Asamblea, se hubiese convocado a la elección de una nueva y ésta hubiese entonces tenido la tarea de redactar una nueva Constitución.

La Constitución de 1961 establecía la elección presidencial por un período de 5 años y la no reelección inmediata finalizado dicho período. El nuevo gobierno del presidente Chávez quiso cambiar esto y por consiguiente se hizo necesario la disolución de un congreso democráticamente elegido en 1998 y en la convocatoria para la elección de una nueva Asamblea Constituyente.

Tal y como su nombre lo indica, esta asamblea tuvo la responsabilidad de redactar una nueva Constitución. Las leyes de esta Constitución son, a rasgos generales, similares a la de 1961, salvo en lo que respecta a los poderes legislativos y ejecutivo. La Constitución de 1999 elimina el carácter bicameral del Congreso, estableciendo solamente una cámara de diputados; aumenta el período presidencial a 6 años y permite que el presidente pueda ser reelecto en forma inmediata para un segundo período, pero limitando la posibilidad de mandato a solamente esos dos períodos. Con eso se garantiza el principio de alternabilidad que permite que todo ciudadano pueda aspirar a regir los destinos de su país. Esa alternabilidad en el poder, es el pilar fundamental de todo sistema democrático. Es el maná que alimenta a la República. De ahí que los legisladores que redactaron la Constitución de 1999 fuesen muy cuidadosos en establecer límites a los eventuales deseos de perpetuación en el poder por quien quiera que llegase a ser elegido para el cargo de presidente por los electores venezolanos.




El resultado de ese mal realizado referéndum, es de todos conocidos. El desasosiego que el mismo produjo en el ánimo del presidente Chávez, quedó reflejado en los nudillos de sus manos en una forma exagerada. Se puede hablar aquí, de una somatización extrema de la derrota.




Ahora, justamente cuando el 2 de diciembre se cumplió un año que el pueblo venezolano dijo NO a la posibilidad de una reelección presidencial indefinida (entre otras modificaciones presentadas) nos encontramos con que nuevamente se pretende volver a presentar al pueblo la reelección presidencial indefinida, pero ahora bajo la figura de una enmienda constitucional. Se busca así, un nuevo marco jurídico que otorgue legalidad a lo que ya resulta evidente, no es más que un deseo personal de poder perpetuarse en el poder, si las circunstancias se lo permiten.

Pero el problema es, que la proposición o aspiración del presidente Chávez no puede ser cosiderada como una enmienda, pues enmendar significa corregir. Es decir, cambiar, modificar o rectificar algo que está mal expresado o presentado en forma incorrecta en el espíritu de nuestra Constitución. Y ese no es el caso. Los padres de la Constituyente de 1999, no incurrieron en ningún error, olvido, omisión o malinterpretación, cuando limitaron de forma taxativa la permanencia del presidente de la República en el cargo, fuese quien fuese. Es más, contemplaron la posibilidad de realizar enmiendas a la Carta Magna, pero establecieron claramente que dichas enmiendas nunca podrán alterar la estructura fundamental de la Constitución. El pretender modificar la reelección de un lapso de 2 períodos consecutivos a una reelección indefinida, viola el espíritu de este Artículo N° 340.

Estoy seguro que los legisladores que redactaron la Constitución de 1999, conocedores de la trascendencia histórica que representaba el establecimiento de esta Constitución para la nueva República Bolivariana de Venezuela, tuvieron muy presente las palabras del Padre de la Patria en el Congreso de Angostura de 1819:




- - - -

- - - -

Etiquetas: , ,

3 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, miércoles, 3 de diciembre de 2008

¿TÚ FIRMASTE?

No acababa de ser enterrado el Papa Juan Pablo II cuando sus seguidores en la Tierra dieron inicio a los trámites para logra su canonización.

Las cosas han ido a tal velocidad, que ni siquiera el Opus Dei, con todo su poder económico y político, logró que José María Escrivá de Balaguer fuese canonizado sino 27 años después de su fallecimiento.

Por consiguiente, la presencia de Juan Pablo II en el Cielo fue objeto de comentarios entre sus habituales inquilinos. Un día, dio la casualidad que se encontrasen Juan Pablo II y el Siervo de Dios José Gregorio Hernández. Acercándose el primero al segundo, fue y le dijo:

-Yo te conozco, tu eres José Gregorio Hernández. Mucho han trabajado los feligreses venezolanos para lograr tu beatificación y posterior canonización.

-Si -respondió tímidamente José Gregorio- ya ve. En eso andan desde el año 1920 y nada que se avanza. En cambió Ud., su Santidad, no termina de ubicarse entre nosotros y ya allá en la Tierra están a punto de canonizarlo. Son cosas que, humildemente, no entiendo.

Juan Pablo II asentó con la cabeza y se quedó pensativo. De repente, una sonrisa iluminó su rostro al tiempo que se dirigía a José Gregorio y le decía:

-Tú eres venezolano, ¿verdad?

-Sí Padre –respondió humildemente José Gregorio.

-Eso lo explica todo. Seguro que tú firmaste.

Este imaginario encuentro, no es más que un chiste que circuló entre los venezolanos después del Referéndum Revocatorio Presidencial del año 2004 y que solamente puede ser entendido por quienes fueron sometidos a lo que seguramente la historia registrará como una de las acciones más infames de un gobierno en pleno siglo XXI. Acción solamente comparable a las listas de deportación del pueblo judío hacia los campos de concentración de Auschwitz, Treblinka, Dachau, Birkenau, etc.


Aprovechando el poder omnímodo del Presidente Chávez, éste ordenó que se revisasen todas las firmas que se habían presentado ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) pues dudaba de la veracidad de las mismas. Con esa artimaña lo que buscaba era dilatar el proceso refrendario para ganar tiempo y así preparar un plan de contingencia para ganar simpatías y adeptos entre el pueblo. Es así como tuvieron su origen las Misiones. La primera fue el programa de alfabetización llamado Misión Robinson la cual tenía el atractivo de un pago mensual de 100 dólares. La realidad es que la beca (como así le llamaban) se pagaba en bolívares (Bs. 160.000,oo al cambio del momento) pero siendo un consumado manipulador de los medios de comunicación y las emociones del pueblo, vendía la falsa idea de que estaba pagando en dólares. Después vinieron las ventas de comida en galpones improvisados llamados MERCAL. Estos alimentos estaban exentos de pago de IVA, gastos de local comercial, pago de electricidad, gozaban de exención de impuestos municipales, impuestos sobre la renta y a la vez contaba con un personal obrero sin un molesto y oneroso contrato colectivo. Todo esto se traducía en la factibilidad de poder vender a un precio inferior al de los supermercados. No importaba que los productos apareciesen esporádicamente, ni que hubiese que hacer una cola al descubierto durante horas y que ni bolsas para guardar los alimentos se suministrase a los ávidos compradores. La maquinaria propagandista hacía el resto. Un presidente que hasta había eliminado la beca alimentaria y el Progama Alimentario Materno Infantil (PAMI) del gobierno anterior, de repente (gracias a un “ahí viene el lobo”) se acordaba de su gente: el pueblo.

En el ínterin, un diputado de nombre Luís Tascón pasaría a la historia por la puerta de atrás, al crear una ignominiosa lista con los nombres, cédula y demás datos de aquellas personas que haciendo uso del mecanismo contemplado en nuestra Constitución, habían firmado para habilitar el proceso revocatorio del cargo de Presidente de la República.

Haciendo uso de lo que se entiende que debió haber sido una información personal y secreta, fueron despedidos de la administración pública miles de personas, contraviniendo artículos de nuestra Constitución como el Artículo 87 y el Artículo 93. Los becarios y los estudiantes en condición de pasantía en las empresas básicas del Estado, perdieron la beca y vieron interrumpida en forma abrupta su pasantía. Toda esta razzia fue realizada en forma abierta y a pesar de haber sido denunciada en instancias internacionales, no se logró que se detuviese la misma. De hecho, la misma sigue estando vigente, pues nadie de los que firmaron y no retiraron su firma en el proceso revocatorio presidencial, puede optar a un trabajo en cualquiera de los organismos del Estado y demás empresas del mismo.

Y a pesar de violar flagrantemente el Artículo 25 de nuestra Constitución, el diputado Tascón no sólo goza de buena salud, sino que se le brinda espacio en los programas de opinión de los canales que el gobierno y el propio Tascón han calificado y califican de golpistas.

Ahora, cuando el Presidente exhorta a que se proceda a la recolección de firmas necesarias para promover la enmienda personal de la Constitución, de forma tal que pueda ser reelecto una vez finalizado el actual periodo, veo reaparecer viejos fantasmas que muchos suponíamos que nunca más veríamos.

Ya me imagino, conminando a los empelados del gobierno, de PDVSA, CANTV, EDC, SIDOR y demás empresas del grupo CVG, a que estampen sus rúbricas en las planillas de la solicitud de enmienda. Paradójicamente la Lista Tascón volverá a resurgir, pero esta vez será al revés. Quien no aparezca en la misma, será perseguido y tildado de traidor, antipatriota y demás epítetos del limitado vocabulario revolucionario.

Lo único que el gobierno debiera tener presente, es que no todo el que aparece inscrito en un documento u organización en verdad comulga con los preceptos de la misma.








Etiquetas: , , ,

0 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)

Ciudad Guayana, martes, 2 de diciembre de 2008

EL ABUSADOR, ESE MAMARRACHO TAN NUESTRO.

No sé a ciencia cierta cuándo comenzó, pero la vivencia del día a día me hace sentir que se trata de un cáncer que ya está alcanzado la metástasis. No me refiero a situaciones como el hampa desbordada, la corrupción gubernamental o el colapso y desplome de los servicios básicos; servicios estos que todo Estado debe garantizar. No. Me refiero al abusador anónimo que convive entre nosotros y hace en extremo desagradable la convivencia social de los venezolanos. Este especimen, ante la ausencia de una reacción, de una posición de resistencia y de denuncia por parte de los afectados (que somos todos) crece y se propaga sin control alguno, como la bora o la lemna en los lagos y embalses venezolanos y lamentablemente goza y gozará de buena salud, mientras nosotros asumamos una posición de “ese no es problema mío” o “yo sólo no puedo hacer nada al respecto”.

Son muchas las veces que he estado tentado escribir al respecto, pero después pienso que eso de hacer un post para simplemente presentar o exponer situaciones personales de lo que ya resulta una rutina en nuestro diario discurrir por esta Tierra de Gracia, no tiene mucho sentido. Pero la realidad es, que poco o nada se escribe sobre este flagelo y en ese punto, también nos estamos convirtiendo en cómplices al no denunciar lo que todos sabemos (incluido el abusador) es una agresión abierta contra la convivencia social y que a la larga puede acabar con una sociedad con este tipo de conducta en vez de ser la excepción se convierta en modelo de comportamiento..

En estos días, mientras conducía de regreso al trabajo, iba oyendo el programa NI TAN CALVO… y el locutor Pedro Luís Flores hacía mención a una situación que acababa de vivir un amigo suyo con la compra de unos muebles. Los muebles llegaron en el color equivocado y al ir a reclamar y mostrar que hasta la factura especificaba claramente el color escogido, la encargada de la mueblería le contestó que hubo un error, pero que el cambio de los muebles al color requerido por el cliente, implicaba un costo adicional de los no tan lejanos Bs. 900.000,oo de los de antes. Aunque Pedro Luís Flores no explicó la razón del recargo, era obvio que se trataba del flete que había que pagar para traer los muebles correctos. Ese es uno de los casos de abuso más inexplicables que existe, ya que todo comerciante debería tener claro que un cliente servido es un cliente que premiará tal comportamiento con su fidelidad. Por el contrario, un cliente mal atendido se defenderá con el arma más peligrosa que existe y esa es la lengua. El cliente mal atendido contará en el trabajo, en la casa, a los vecinos, al compadre y cualquiera que quiera oírlo despotricar por 2 ó 3 minutos, el abuso del que fue víctima en tal o cual establecimiento. El sentido común mueve a pensar que el comerciante abusador no solamente perdió un cliente, sino a muchos otros potenciales clientes, los cuales irán a su vez contando, modificando, transformando y exagerando la vivencia original. Pero eso es lo que mueve a pensar el sentido común. Por alguna extraña razón, son muchas las personas que sabiendo que en un establecimiento en particular se trata mal al cliente, insisten en acudir al mismo. ¿Acaso no nos suena familiar la expresión “es que los venezolanos parecemos masoquistas”?

Pero hay otro tipo de abusos que no están representados en una figura jurídica, sino que más bien forma parte de eso que yo llamo el abusador anónimo. El día de las votaciones llegue al centro de votación a las 5:50 A.M. y había como unas 15 personas por delante de mí. De repente llegó un señor como de unos 48 a 50 años de edad y se colocó detrás de mí. No habían transcurrido ni 3 minutos y el señor me dijo que tenía que hacer ciertas cosas, pero que sus hijos estaban a punto de llegar y que por favor les guardara el puesto. La verdad que uno pensaba que los muchachos podían estar estacionando el auto o algo así. Como a la media hora volvió a aparecer el personaje y vio que sus hijos no habían llegado. Para ese momento ya había como unas 30 ó 40 personas por detrás de mí, y yo llegué a pensar que posiblemente se trataba de 2 menores de edad que vendrían con su madre. No en balde KBULLÍN (quien ahora tiene 11 años) nos ha acompañado a todos los actos de votación desde el Referéndum Presidencial en 2004, y siempre haciendo cola (junto con sus padres) desde antes de las 5 de la mañana. El personaje vuelve a aparecer como a eso de las 7:00 de la mañana y se pone detrás de mí en la cola y luce nervioso. De repente va y me muestra unas fotos y me dice que esos son sus hijos, que él tiene que entrar en el centro (resultó que era miembro de una de las mesas) y no podía seguir esperando. Todavía no se había separado de la cola cuando me dijo: allí vienen. Efectivamente, pasando por delante de unas 150 personas más o menos, llegó una parejita con edades entre los 20 y 24 años y se colocaron en el puesto del querido papá, quien en realidad había madrugado por el cargo que tenía que desempeñar. De otra forma, me imagino que hubiese hecho como la parejita, llegar tarde y colearse con la ayuda de algún conocido que lograse ubicar en la cola. El chico y la chica se incorporaron a la fila con ese aire de indiferencia y ausencia de sentimiento de culpa que, me imagino, es producto de la experiencia adquirida en las muchas ocasiones en que deben haber hecho lo mismo. Quizás no se hayan todavía graduado en la universidad, pero en viveza tienen un PhD.

Como de costumbre, vi como algo corriente, el hecho de que nadie del pocotón de gente que estaba por detrás de mí, antes de la aparición de estos querubines paracaidistas, ni siquiera dijese ñe por la colocación dentro de la cola de 2 perfectos arribistas. Y eso que la gran mayoría (al igual que yo) estaba haciendo cola, el que menos, como desde una hora atrás, por no decir casi 2 horas. Encima, el varoncito entabló conversación con uno de los afectados y le contaba la sacrificada vida de su abuelo (inmigrante italiano de los años 50) y de como se había establecido de zapatero en Caracas, hasta que finalmente había echado raíces y hasta fallecido en la ciudad de Puerto Ordaz. La verdad que no sé en qué parte de la formación, que el abuelo dio al hijo (el padre de los querubines) y éste a su vez a los nietos del inmigrante, se perdieron los valores y el sentido de vergüenza (que estoy seguro que el viejo patriarca italiano tenía) como para que la parejita de jóvenes coleados se sintieran orgullosos de su abuelo (al extremo de hacerlo público) pero que a la vez fuesen incapaces de entender que si el abuelo estuviese vivo, es muy posible que él no se sintiese orgulloso de ellos en ese preciso momento. De todas formas, esta situación me sirvió para aleccionar a KBULLIN sobre el incorrecto proceder, tanto del padre alcahueta, como de los hijitos de papá incapaces de madrugar, como siempre lo ha hecho en todos los eventos electorales mi KBULLIN, a pesar de sus 11 años.

El sábado fui con la familia a ORINOKIA para asistir al cine. Fuimos a ver BEVERLY HILLS CHIHUAHUA. Como de costumbre, hubo que hacer una cola (por más de media hora) para reclamar unas cotufas requete pagas, amén de dejar en la caja registradora un monto superior al de las entradas del cine por la compra de refrescos, tequeños y pare Ud. de contar. Cuando me llegó el turno, acudí a la caja registradora correspondiente y en el momento en que estoy siendo atendido, apareció un señor como de unos 36 años en camisa a cuadros blanca con rayas negras, de manga larga y con apariencia de ascendencia ítalo-ibérica y como el que no quiere la cosa, se me puso al lado. El hombre notó que yo lo estaba mirando, así que procedió a hacer su pequeño show. No me dijo nada a mí, pero fue y saludó a la dependienta como si fueran amigos. La cara de la muchacha y la forma en que le contestó, evidenciaron que no era así. El personaje adoptó perfil bajo y se hizo el Willi. Sintiéndome incómodo por tener a un liso al lado, cuando lo normal es que todos esperemos a que el mostrador se desocupe para entonces acudir al mismo, fui y le dije:

-¿Y Ud. por qué no espera en la fila como todo el mundo? A lo que el sabrosón me respondió: -No entiendo, ¿qué le molesta a Ud. el que yo espere aquí?

Dándome cuenta que ese descendiente ítalo hispano luso (o lo que fuese) tenía una cara de escuálido que no se la brincaba un venao’ (y eso que la mía es de tamaño King, como los colchones) fui y le dije:

- Lo que pasa, es que habemos personas que criticamos mucho el comportamiento de Chávez y estamos desesperados porque deje el poder, pero resulta que nosotros con nuestro comportamiento no somos más que otros pequeños Chávez y esa es la razón del porqué Chávez será eterno. Todos hacemos lo que nos da la gana y aquí no ha pasado nada, hasta que salimos del país y llegamos al aeropuerto de Miami y ahí si es verdad que respetamos la línea amarilla en el piso, hasta que la taquilla del inspector de aduanas quede libre. ¿Verdad?

Al sabrosón se le escapó una sonrisa y agachó la mirada contra el mostrador, pues obviamente ha viajado y sabe que en el exterior sí nos comportamos como personas civilizadas, nos tratan como lo que somos: unos mamarrachos. En situaciones enojosas como ésta, lo lógico sería que el cine tuviese entrenado a su personal para hacer frente a las mismas. Si la muchacha le hubiese dicho al “Sukhoi criollo” que hasta que él no volviese a la fila, ella no podía seguir atendiéndome, ese tipo de situaciones no se presentarían. No hace falta llamar al personal de seguridad, sólo empatía, compromiso y firmeza en el proceder por parte del personal del cine.

Eran las 3:25 cuando salí de la zona de comidas y la película comenzaba a las 3:30. Al llegar frente a la sala 4, me encontré que la gente hacía cola para entrar, pues la sala no estaba habilitada. Después de unos 5 minutos dieron acceso a la misma, solo que dentro del pasillo de la sala, bloqueando la puerta, estaba una de las empleadas del cine que estaba pidiendo ver los tickets a las personas que llevaban sus manos ocupadas o bien agarrando sus hijos o bien cargando las bandejas que nos dieron a cambio de dejar una buena cantidad de dinero en la zona de comidas . El CINES UNIDOS de ORINOKIA conserva la misma infraestructura y arreglo de cualquier CINES UNIDOS del resto de Venezuela. Es decir, hay un gran pasillo y a ambos lados del mismo están dispuestas las salas. Para tener acceso a dicho pasillo hay que pasar un punto de control en donde es obvio que se pidan los tickets. Dicho de otra forma, las personas que estaban frente a la sala 4, necesariamente tuvieron que pasar previamente por el punto de control de acceso al pasillo central. Puede que alguien que haya salido de ver otra película, intente ver ésta gratiñán, pero eso sería un caso puntual que debe ser resuelto con un procedimiento puntual y no molestando y poniendo en entre dicho la honradez de los padres frente a los niños. Porque los comerciantes nuestros parece que no terminan de entender, es que mientras no haya un resquicio de duda al respecto, no se puede poner en entre dicho la honorabilidad de las personas.

A pesar de lo absurdo y abusivo de la situación, volvió a suceder lo que estoy cansado de ver, cada vez que se presenta una situación de estas: la gente mansamente se detenía y hacía malabarismos para enseñarle el comprobante del ticket a la muchacha. Llegó mi turno, y en voz bien alta le dije (al tiempo que impulsaba a KBULLIN con el brazo; la pobre Doña KBULLA fue de las que se detuvo a mostrar su comprobante):

-Mire señorita, yo no le voy a mostrar nada. Esto es un abuso. Ya el ticket lo mostré en donde tenía que mostrarlo, y encima de que nos ponen a esperar de pie ahí afuera, ahora viene Ud. con eso. Si Ud. quiere en verdad ver mi ticket, venga hasta el lugar en donde me voy a sentar y allí se lo muestro.

Seguí avanzando al interior de la sala, al tiempo que vociferaba el porqué a los venezolanos siempre tienen que tratársenos mal en los comercios. Tristemente, nadie me secundó. Todo eran sonrisas y afirmaciones silentes con el gesto. Pero nadie de los que entró junto conmigo, se atrevió a condenar el abuso en forma abierta. Dicho de otra forma, se comportaron como “borregos que van al matadero”.

Y es que la gente se siente como obligada o comprometida y se comporta como si les estuviesen haciendo un favor al abusador. Como si no entendiesen, que no hay ningún favor, y que si no pagasen lo que pagaron, no hubiesen llegado hasta el interior del pasillo que dá a las salas de proyección.

Paradójicamente, en la pantalla se transmite un comercial en donde se condena la compra de películas piratas. Quizás si los cines pusiesen de su parte por atender al cliente, minimizando en lo posible la formación de colas (es increíble el número de taquillas que se encuentran cerradas, tanto en la zona de venta de boletos como en la de comidas) haciéndole sentir que es bienvenido y cuidando el orden que debe reinar en estos recintos (Doña KBULLA tuvo que calarse a unas señoras sentadas detrás de ella, que hicieron varias llamadas telefónicas durante la proyección) no fuese necesario transmitir ese comercial.

Lo más lamentable, es que las situaciones descritas no son la excepción, sino la rutina. En un comentario que realice en este post de KIRA, le comentaba sobre una vivencia que había tenido unas semanas atrás en un establecimiento de FARMATODO. Paradójicamente, ayer volví a acudir a FARMATODO y cuando estaba comenzando a firmar el voucher de la tarjeta de crédito, la cajera no esperó a que terminara de firmarlo y recogiese una buena cantidad de bolsas (la compra fue lo suficientemente voluminosa como para que el lunes, SEGURIDAD MERCANTIL me contactase para verificar la transacción) sino que empezó a atender a otro cliente que, como ya es costumbre, no estaba esperando a una distancia prudencial (en FARMATODO no hay línea que fije un límite para la espera y si la hubiese sería lo mismo) y que al igual que la cajera poco le importó que yo todavía estuviese enredado con vouchers y bolsas . Claro, este desaire de las cajeras no es exclusivo de FARMATODO. Debo reconocer que lo vivo en casi todos los establecimientos, incluyendo los muy americanizados (en realidad tropicalizados) fast foods. Creo que el único lugar en donde he visto que la gerencia se ha molestado por entrenar a las cajeras para que no atiendan al próximo cliente hasta que el que está siendo atendido haya recogido su mercancía, son los supermercados SANTO TOMÉ.

En su libro AUTOESTIMA: ECOLOGÍA o CATÁSTROFE (1987), el psicólogo Manuel Barroso nos dice:

“La marginalidad como status y profesión, conlleva carencia de “sí mismo”, negación de su propia experiencia, no conciencia, no contacto con sus necesidades y falta de objetivos personales. El marginal vive en la desvalorización, cultiva la pasividad y le rinde culto a la dependencia, a la amargura y a la resignación”.

“Marginal es el desarraigado, el desubicado, el que se impide el crecimiento, el que se niega a ser lo que es, no expresando sus sentimientos y sus necesidades, el que cambia todo por cosas, artefactos, para sentirse querido y en contacto. Marginal es el que no acepta límites y se convierte en un invasor de los demás, el que responde con violencia inmediata a la necesidad y desconoce las necesidades de otros y el que utiliza a los otros como recursos, ignorando los propios; el que vive de la contingencia, sin centrarse en su aquí y ahora, vive del tal vez, del quizás, del de repente, del por si acaso, de a lo mejor, o el ya veremos. El marginal vive del accidente inesperado, de las inclemencias del tiempo, de las enfermedades hereditarias, de la traición del amigo y de los prejuicios sociales. Vive de prisa y en confusión, sin contacto. Predica la revolución, aunque jamás se haya sometido a la suya propia.

Y en su libro AUTOESTIMA DEL VENEZOLANO (1992) nos plantea:

El venezolano reacciona ante un terremoto, un accidente, un evento. Inmediatamente se hace solidario. Pero se paraliza ante el irrespeto, la agresión, el desafuero, el atropello.

Si vas en avión, “los venezolanos” se persignarán al ascenso, se echarán palos de pie durante el vuelo y aplaudirán al descenso, se pondrán de pie antes de tiempo, se molestarán si algún sobrecargo les llama la atención y dejarán que sus hijos corran a sus anchas por los pasillos de la nave, sin cuestionarse si molestan a los demás que también tienen derechos.

Y es que el mayor problema que tenemos los venezolanos, tal y como lo expresa en la contratapa de la primera edición de su libro AUTO ESTIMA DEL VENEZOLANO, es la falta de una educación integral en donde se nos enseñe a ser personas. Es decir, a saber vivir en sociedad:







, , , ,

Etiquetas: , , , , , ,

4 COMENTARIOS

(VINCULACIÓN A ESTE POST)