<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, domingo, 18 de junio de 2006

LA CLARIVIDENCIA DE LAS ENCUESTAS ELECTORALES.

“Siento la más grande admiración hacia el presidente Truman, porque él lucha por aquello por lo que cree. Yo me propongo hacer lo mismo. Mientras la opinión pública sea importante en este país, y hasta que alguien encuentre una manera mejor de valorarla, yo pienso seguir adelante con la tarea de divulgar la opinión de la gente en todas aquellas situaciones que resulten concernientes y vitales para su bienestar.”

Con estas palabras, el Dr. George Gallup pasaba la página en torno a una de las situaciones más incómodas que le había tocado vivir en su temprana incursión en el mundo del manejo e interpretación de encuestas. Las principales firmas encuestadoras de los EEUU (GALLUP, ROPER, CROSSLEY) habían vaticinado que en las elecciones presidenciales de 1.948, el ganador iba a ser el republicano Thomas E. Dewey. Su contendiente, y vaticinado perdedor, era el para entonces presidente Harry S. Truman.

Truman era el responsable político y moral (ante los ojos del mundo y del pueblo estadounidense) del lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki (Japón) en el año de 1.945, por lo que las tendencias mostradas por las encuestadoras no sólo eran previsibles, sino que no asombraban a nadie. Por si fuera poco, en estas elecciones presidenciales no había 2 candidatos (como es usual en los EEUU) sino cuatro. Estaban también, Strom Thurmond por el Partido de los Derechos Estatales y Henry Wallace por el Partido Progresista. Se entendía que la presencia de 2 nuevos candidatos, debilitaba la posibilidad de reelección de Truman.

Llegó el día de las elecciones y el CHICAGO DAILY TRIBUNE se apresuró a cerrar sus rotativas con el esperado e impactante título a 8 columnas de: DEWEY DEFEATS TRUMAN. La realidad es que Truman venció a Dewey por 49,6% (303 votos electorales) contra 45,1% (189 votos electorales) de los votos emitidos. Entre verdad y leyenda, se dice que, sintiéndose ganador, Dewey había bromeado con su esposa la noche anterior al decirle: Querida, ¿cómo te sentirás al ir a la cama con el presidente de los Estados Unidos? Al día siguiente, y a la vista de los resultados, se dice que su esposa (quien dado el sarcasmo parece que votó por Truman) fue y le dijo: Dime, cariño, ¿tengo que ir a Washington o Harry vendrá hasta aquí? Por su parte, HARRY TRUMAN sostenía entre sus manos el ejemplar del Chicago Tribune, al tiempo que esbozaba, sin duda, la mejor de sus sonrisas.





Si bien es verdad que las encuestas reflejan una tendencia, también es verdad que las mismas no son más que el resultado de un estudio de opinión y que el mismo puede cambiar, pues es un parecer momentaneo y no una determinación de proceder, la respuesta dada por la persona encuestada. Por otra parte, la veracidad de la representatividad de los resultados obtenidos depende de muchos factores, tales como edad, sexo, nivel de instrucción, nivel económico, día, lugar, hora, tipo y claridad de las preguntas realizadas, tamaño del grupo encuestado, heterogeneidad u homogeneidad del grupo, representatividad del mismo y un largo etc.

Supongamos que realizamos un estudio de opinión en la estación del Metro de la Plaza Francia en Altamira. Limitemos nuestra encuesta a aquellas personas que se dirigen a la estación a tomar el subterraneo. Haremos 2 sondeos: uno entre 6 y 8 de la mañana y otro entre 5 y 7 de la noche. Tenga por seguro, que habrá una marcada diferencia entre las respuestas dadas por las personas que toman el metro a primera hora de la mañana, en comparación con las que lo toman al final de la tarde. Las de las mañana se entienden que son residentes de la zona (lo cual establece un tipo de homogeneidad) y sus respuestas estarán muy ligadas no sólo al nivel socioeconómico de los habitantes del sector sino también a la calidad de vida que les brinda el municipio (seguridad policial, bomberos, aseo, hospitales, áreas recreacionales, atención ciudadana, etc.) y cómo se sienten al respecto. Se entiende que las personas encuestadas al final de la tarde son personas que trabajan, mas no viven, en el sector. Unas regresan a sus hogares en el este de la ciudad (que llega hasta Palo Verde) y otras van al oeste (con destino Propatría, Las Adjuntas, El Valle). Aquí, el cuadro socioeconómico es muy variado (dada la heterogeneidad residencial del grupo) y es de esperarse que sus respuestas sean muy disímiles entre ellos mismos. También es de esperarse que ambos grupos muestren o no cierto recelo a que las preguntas les sean realizadas por un perfecto extraño que los aborda en la estación del metro. ¿Cómo medir la sinceridad del encuestado? Bueno, en cierta forma se puede lograr a través de la elaboración de preguntas contradictorias y/o excluyentes.

El miércoles 14, el diario EL UNIVERSAL presentó la última encuesta política realizada en esta oportunidad por la firma ESTUDIOS Y ORGANIZACIÓN EUGENIO ESCUELA. Al igual que todas las encuestas de este tipo (de las diferentes firmas consultoras) no se dice quién financió el estudio. Si el lector piensa que voy a proceder a realizar todo un tratado para soportar o echar por tierra el estudio realizado por esta empresa, está equivocado. Simplemente, me llama poderosamente la atención que un estudio que abarcó un universo de 1.252 personas, realizado entre los días 06 y 13 de junio (según se indica al pie del cuadro estadístico) haya podido, en las últimas horas del día 13, no sólo hacer todo un estudio estratificado del sentir de los venezolanos, sino que le haya sobrado tiempo para presentárselo al editor del periódico, recibir la aprobación del mismo, que le hayan buscado espacio en alguna de las principales páginas y que, de ñapa, todavía hubiese tiempo de publicarlo antes de que las rotativas del diario iniciasen su vertiginoso rodar, para así darnos todo un madrugonazo en prensa, justo al siguiente día de finalizado el trabajo de campo. Bueno pues, ni el CHICAGO TRIBUNE.


FUENTES:

- BIOGRAFÍA DE GEORGE GALLUP.
- TERCEROS PARTIDOS EN LOS EEUU.
- ESTADÍSTICAS ELECTORALES EN LOS EEUU.
- USO DE LAS ENCUESTAS EN CAMPAÑAS ELECTORALES.




- -


- -

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO