<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, domingo, 5 de marzo de 2006

SERPIENTES CITADINAS.

Hace unos meses, narré un hecho real en torno a una serpiente que tuvo un encontronazo con Doña KBULLA en el patio de la casa. La pobre (la serpiente, se entiende) se asustó tanto, que la única salida plausible que encontró para evitar una pelea (a todas luces desigual) fue el esconderse bajo la lavadora. Encontrada, y rescatada al siguiente día por este servidor, resultó ser una boa tornasol. La presencia del ofidio me resultó, antes que fortuita, inverosímil, pues el patio es puro cemento, con paredones de 2,5 metros. Concluí que (dado el tiempo de sequía extrema) había entrado por la alcantarilla que va directamente a la cloaca de la calle.

Pensaba que la ley de las probabilidades (de esa de 1 en no se cuantos millones) se había cumplido en el caso. Resultó que estaba equivocado. Hace apenas 2 semanas atrás, en apenas 2 días me tropecé con 3 serpientes. En uno de los patios de la empresa, el compañero de trabajo aficionado a los ofidios, encontró la piel perteneciente a una serpiente que la acababa de mudar.





Este citadino, se desayunó con la apariencia de la misma. Yo pensaba que la piel conservaba el color y mimetismo de su dueña, pero resultó que, al igual que en el despellejamiento de una persona que estuvo en la playa, la misma es translucida. Otra cosa que me sorprendió, es que la piel estaba enteriza y sin signos de desgarramiento alguno. Asemejaba una funda o sección de manguera.



Yo pensaba, que al tener el animal que frotarse para desprenderse de la epidermis, la misma se iba destruyendo como producto del roce. La realidad es que hasta la cubierta de los ojos estaba intacta (de ahí que se diga que los ojos se tornan blanquecinos durante la muda) y la “funda” es un fiel reflejo de la anatomía del animal. La esbeltez y armonía con la que se va reduciendo el grosor de la funda hasta llegar a la cola, movió a pensar que era un ofidio no venenoso. Se puede diferenciar hasta las escamas ventrales o abdominales del animal.



Mi compañero de trabajo (de extraño hobby) se hizo el propósito de cazar al animal, pues en alguna parte del patio –me aseguró- tenía que estar. A la media hora la encontró dentro de un hueco que descubrió debajo de un fregadero que hay en el patio. Todo es cuestión de tener paciencia y saldrá, me dijo, mientras colocaba la boca de una botella plástica (de agua mineral de 4 litros) contra la boca del escondrijo. Llegó el día siguiente, sin lograr que el animal saliese de su guarida. A media mañana, el SR. JAGAN me llamó para informarme que había encontrado una serpiente en el jardín de la empresa.



No tuve muy claro como la capturó, pero resultó ser una boa tornasol. Era más pequeña que la que se encontró la señora KBULLA en el patio de la casa y de hecho, de una coloración más pobre, por no decir diferente. El compañero (con extendido hobby serpentario) me explicó que estos animales tienen diferente pigmentación, dependiendo del hábitat en que se encuentren (mimetismo). El animal, al igual que el caso que me tocó vivir, tendía a enroscarse sobre si misma o en torno al gancho por el que la tenían suspendida.





Llegó la tarde y capturaron la culebra del patio. Solo que no estaba dentro de la botella, se las había ingeniando para salir por una viga falsa (ya que era un tubo rectangular) que servía de apoyo al fregadero. La serpiente estaba dentro del tubo, pero al querer llegar al otro extremo, se encontró que el mismo estaba taponado. Imposibilitada de dar marcha atrás (por la estrechez del tubo) se decidió a salir por una sección que estaba carcomida por el óxido y fue en ese ínterin cuando la capturaron. No era venenosa. Pero tampoco era una boa.



Era una ratonera (afirmó el experto) y estaba muy agresiva por el cambio o muda de la piel. No supo identificar que tipo de serpiente era, pero la velocidad y la agilidad (a diferencia del poder de ahorcamiento de la boa) eran sus armas para cazar. De ahí que las fotos hayan tenido que ser tomadas con el animal dentro de un tobo de esos grandes de MANAPLAS. Nadie la quería agarrar (incluyendo al experto) y yo, “lamentablemente” tenía que tomar las fotos, pues “nadie” sabe utilizar una cámara. ¿Pueden creerlo?



No había terminado de recuperarme del susto de las serpientes, cuando al día siguiente, la señora de la limpieza botó todos sus corotos y salió corriendo porque había barrido una culebra. ¡PERRO! Resultó que se trataba de un animal que más parecía una lombriz, si no fuese por la presencia de finas escamas en su piel. Tenía una longitud de unos 10 centímetros y poco más de 1,5 milímetros de diámetro.



El experto informó que se trataba de una cieguita, ya que ambos extremos del animal son similares y no hay diferenciación de la sección transversal a lo largo del cuerpo. Animal que es completamente inofensivo, pero al que muchos de los obreros de la empresa, achacaron la culpa de violentos paros cardíacos en cuentos o leyendas de los campos de sus infancias.




Lo sorprendente es, que en todos estos casos, la ubicación tanto de mi vivienda como de la empresa, están lejos de la selva o sabana guayanesa, propiamente entendida. Yo me atrevería a decir, que cuando vivía en Caracas, tanto en La Florida como en Los Palos Grandes, estaba más cerca de El Ávila y por consiguiente de su flora y fauna, de lo que lo estoy actualmente en Guayana, con un sitio de hábitat similar. Llegó el momento de devolver estos animales a su hábitat natural. Fueron llevados al Parque Loefling, en donde no había veterinario. No estuvo clara la ausencia del mismo, pero parece que no hay presupuesto para pagar un veterinario para los pocos animales que quedan del rescate en la época de la construcción de la Represa de Guri. Los vigilantes dijeron que nos lleváramos las serpientes para otro lado, Que allí ya habían demasiadas. Hubo que ubicar a un supervisor del parque, para poder cumplir con nuestro objetivo. Creemos ser los amos del mundo y estos inesperados visitantes nos recuerdan que sólo somos una parte más del ecosistema de la Tierra.




7 COMENTARIOS:

A las 11:58 a. m., Blogger unocontodo vino y dejó por escrito:

Tiempos de "culebra"?... bueno, no hay otra, sino un "palo por la cabeza"...

 
A las 12:57 p. m., Blogger egg vino y dejó por escrito:

Los ofidios como que están muy activos por allá en estos tiempos ¿no?
¿Las cuaimas tambien?

 
A las 8:59 p. m., Blogger La Hija de Zeus vino y dejó por escrito:

Así habrá de culebras por allá que las encuentran en todos lados..

 
A las 3:09 p. m., Blogger todo bajo control vino y dejó por escrito:

Odio a las culebras.... pero necesito que te pongas en contacto conmigo urgentemente...
Saludos
TBC

 
A las 6:32 p. m., Anonymous Maléfica vino y dejó por escrito:

Je je je! ¿estás creyendo en casualidades? a medida que pase el tiempo vendrán más y de mayor tamaño o veneno...

Pronto te veré diciendo." sueño con serpientes.... la mato y aparece otra mayor...

Je je je... sigue haciendo predicciones no autorizadas.

 
A las 1:41 p. m., Blogger serpiente-men vino y dejó por escrito:

Estoy algo de acuerdo contigo malefica, pero, Las Serpientes aunque no lo crean son muy especiales y necesarias para el mundo en que vivimos…. Soy experto en su manejo, a la orden cualquier cosa…..(3156727855 Colombia)

 
A las 10:55 p. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Hi, I was out bloigging and found your site. It certainlhy got my attention and interest. I was looking for Satin information and even though this isn't a perfect match I enjoyed your site. Thanks for the read!

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO