<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, lunes, 27 de noviembre de 2006

EL PLAGIO: ESE DELICADO GROTESCO Y FINO BURDO "ARTE".

Dicen que el plagio es el mayor de los elogios que se le puede hacer, justamente…al plagiado.

Y en este mundo, casi marginal, de los blogs, son muchos los casos en que un bloguero se fusila por completo el trabajo de otro y que éste último termine sabiéndolo por boca de terceros; el síndrome del venao' pues. Hay que reconocer también, que muchos artículos de periódicos, son presentados como posts de inspiración personal por algunos "seudoblogueros", y si bien pueden, en un momento dado, acaparar la atención de muchos lectores, la falta de musa propia hace que los mismos desaparezcan rápidamente de la blogósfera, antes inclusive, de que el periodista plagiado sepa del “elogio del que ha sido objeto”.

Y esto suele suceder porque los blogs son algo relativamente nuevo dentro del mundo de la información y son pocos, muy pocos los periodistas que tienen blogs y muchos menos los que entran a la WEB a leerlos. Pero no sucede así con los blogueros. Éstos, son personas que se la pasan curucuteando (sorry MALÉFICA) por todo aquello que tenga que ver con la información y eso ha permitido que se pueda descubrir a tiempo cuando un periodista se gana su jornal a costillas de un bloguero.

El 09 de octubre, nuestro amigo RORRO publicó un post en donde manifestaba su incomodidad al verse parafraseado (es decir, casi plagiado) en una de las páginas deportivas del diario LA VERDAD. Para aquellos que no lo saben, el amigo RORRO tiene un blog sobre béisbol (LOS HIJOS DEL PATÓN) y su éxito ha sido tal, que ha escrito artículos (creo que ad honorem) que aparecen publicados en las paginas deportivas dominicales de EL UNIVERSAL.

Pero ni el amigo RORRO ni el periodista del diario LA VERDAD podían seguir contando con el privilegio de ser los socios únicos de tan exclusivo y distinguido club. El amigo AMADOR ha recibido una invitación para formar parte del mismo, sólo que la invitación corre ahora por cuenta de un periodista de EL DIARIO DE CARACAS.

El día 23 de noviembre, bajo el antetítulo de ESPECIAL y el título de LA CIVILIZACIÓN ATASCADA EN EL TRÁFICO, se publicó en la página 15 de EL DIARIO DE CARACAS un trabajo que versaba en torno al caos automotor capitalino, llegando el periodista no sólo a tocar el tópico sobre ese infierno de Dante portátil, en el que viven inmersos los caraqueños, sino que hasta "aportaba eventuales soluciones" situación esta, hay que reconocerlo, lo distingue de otros periodistas cuyos ensayos sólo llegan a tratar sobre el mal y su diagnóstico, pero sin atreverse a recetarle al enfermo.

El punto es, que un lector casual de este matutino, sintió repentinamente que estaba experimentando un intenso DÉJÀ VU, pues se quedó con la sensación de que ese artículo ya lo había leído. Y no estaba equivocado, pues apenas 6 días antes de la publicación del artículo de EL DIARIO DE CARACAS, nuestro amigo AMADOR había escrito dicho artículo en su blog bajo el título de EL TRÁFICO Y LA CIVILIZACIÓN.

Quienes quieran comparar que tan grande es la fusilada que le metió el periodista de EL DIARIO DE CARACAS al amigo AMADOR, pueden acudir a su blog en donde bajo el título de ¿PLAGIO O INSPIRACIÓN? hace un acercamiento personal en torno al código deontológico de la novísima y delicada profesión del “copy and paste”.

Yo, por mi parte, prefiero seguir leyendo al amigo AMADOR, quien aparte de ser original, no cobra porque entremos a su blog a visitarlo y compartir en torno al mismo.

- - - - - - - - -

- - - - - - - - -

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 COMENTARIOS:

A las 6:59 p. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Mi estimadísimo K-bulla:

El plagio visto no tiene nombre, máxime que, como periodista que soy yo, y sin ahondar mucho, te aseguro que el tal Sr. Valecillos, ni tan siquiera fue capaz de re-editar la nota para cumplir los estándares básicos y elementales del periodismo impreso en cualquiera de sus géneros. No cumple las condiciones básicas para ninguno conocido (¿será que el Sr. Valecillos quiere crear un nuevo género: género blogs-copy-paste?).

En fin, lo que veo con preocupación, es que todos y cada uno de los post que he leído en un nutrido grupo de blogs es que aseguran que el Sr. en cuestión es periodista. No lo conozco, ni sé quién es, pero yo no sería tan osada como para asegurar que es periodista, más bien me huele a que el susodicho es más un reportero gráfico, y lo digo por las fotos que acompañan en el diario el texto plagiado y la falta de tratamiento al texto como nota impresa. Eso es preocupante para el gremio periodístico, del cual tan orgullosamente, formo parte. Sería bueno averiguar. De todas formas, trataré de colocar este mismo comentario en algunos blogs; es probable que alguien lo conozca y aclare el verdadero oficio del falso autor.

Al compañero plagiado, sólo puedo decirle que pese a que aún, los venezolanos somos como un tanto incipientes en lo que respecta a la Ley de Propiedad Intelectual, existen mecanismos que Amador pudiera utilizar para que se asuman las respectivas responsabilidades y no se repitan vergonzosas historias como esta.

Una amiga, que no les olvida.

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO