<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\759453302\46blogName\75KBULLA\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://kbulla.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_VE\46v\0752\46homepageUrl\75http://kbulla.blogspot.com/\46vt\0756415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, domingo, 28 de diciembre de 2008

CENTRO CIUDAD COMERCIAL ALTAVISTA 2.

La verdad que estaba reacio a visitar la ampliación del CCC ALTAVISTA, conocido como el MACROCENTRO 2, ya que el puente aéreo que une al primero con el segundo, era para mí una prueba evidente de la continuación del mal gusto que siempre ha prevalecido en la edificación de los centros comerciales en Puerto Ordaz.




La edificación de los centros comerciales TRÉBOL, así como muy posteriormente el NARAYA eran ejemplos de la avaricia desmedida de sus propietarios, quienes sólo se preocupaban por llenar de locales los espacios de las estructuras, para de esa forma obtener la mayor ganancia posible. O al menos eso pensaban su propietarios, quienes a la fecha de hoy (y después de más de una década) todavía tienen locales que no han podido alquilar o vender.

En principio, su apariencia exterior no luce prometedora, pues al igual que en la etapa I, se trata de una estructura monobloque de 3 pisos, que mueve a pensar en las tienditas tipo cajitas de fósforo, distribuidas a lo largo de estrechos pasillos, extremadamente lineales y en donde la solución arquitectónica con el uso del ángulo recto, está presente hasta en la sopa.




La verdad es, que la aparición en Guayana del ORINOKIA MALL establece un antes y un después en la concepción de la edificación de lugares que, sin perder su razón comercial, sirven de centros de esparcimiento seguros para la población de Ciudad Guayana. La edificación del CENTRO COMERCIAL ALTAVISTA 2 es el mejor ejemplo de ese después.





Una vez que se traspasa el estacionamiento (el cual conserva la misma estructura de la etapa I) el paisaje del centro comercial (sí, sí, se puede ver la presencia de un arquitecto, al cual parece que en verdad dejaron trabajar a sus anchas y sin límites presupuestarios) es un regalo para los ojos del visitante.




Los pasillos lucen por el momento descomunales (adivino que en pocos meses estarán saturados de kioskos por doquier) y de hecho se me antojaron mucho más anchos que los del ORINOKIA. El uso de colores claros en toda la arquitectura, refuerza esa sensación de amplitud.






A pesar de que 2/3 del centro comercial están aún vacíos, se aprecia la presencia de una buena iluminación y hay abundante cantidad de escaleras, tanto tradicionales como eléctricas. Otra cosa que puede resultar común para cualquier visitante, pero no así para la gente de Guayana (acostumbrada al mal trato) es la presencia de aire acondiconado integral en todo el centro comercial.








La parte más hermosa (y mejor lograda) del Centro Comercial es justamente su centro. Se trata de una amplia plaza, de forma perfectamente circular, que genera un tragaluz al forzar al resto de los pisos a que adquieran en esta zona una forma circular. El tragaluz es rematado con la presencia de una gran cantidad de ventanas (dispuestas también circularmente) cuyo borde superior es rematado en forma de arco y justamente en el medio del techo está suspendida una gran araña de moderno diseño, que junto con los ventanales, imprimen al lugar cierto aire arabesco.











Llama la atención la forma en que fue resuelta la caja del ascensor. El arquitecto colocó pequeños huecos rectangulares, a lo largo de la pared que da contra la plaza, rematando el mismo con un reloj en su parte superior. Al verse de lejos, pareciese como si se tratase de un pequeño rascacielos que arranca desde la base de la plaza y que tiene por límite el borde del iluminado techo.





El segundo piso está prácticamente invadido por lo que se conoce por la zona de la feria. Se trata de pequeñas franquicias de comidas en donde, por raro que parezca, no están presentes los McDonalds, Burger King o Wendys. Adivina uno, que estas cadenas internacionales sienten que no están dadas las condiciones para seguir invittiendo en Venezuela, a pesar de que nuestro presidente invite a cualquiera que quiera oirlo hasta a poner una fábrica de lentes de sol en nuestro país.





Por los momentos, esta zona luce sumamente amplia y no transmite para nada la sensación de agobio (tan común en estos merenderos comunales) y esto muy posiblemente sea el resultado del amplio balcón que está presente en dicha zona por la geometría circular que imprime al lugar la plaza de la planta baja.








¿Qué cosas ví que no me gustaron? Pues los baños. Los mismos brillan por su ausencia, para la potencialidad que representa el lugar. Los pocos que hay, son de una concepción, un diseño y unas dimensiones tan pobres como los de la etapa I. Recuerdo que cuando alguien necesitaba de acudir al baño en la etapa I, iba a los baños del multicine CINEX, pues los otros daban pena. Otra cosa que también vi mal, son los puestos de estacionamiento. No conformes con haber tenido que redistribuir la disposición de los mismos, los espacios que delimitan el puesto para cada vehículo, son tan absurdamente irreales, que aparentemente nadie les para.


Etiquetas: , , , , , ,

1 COMENTARIOS:

A las 2:01 a. m., Blogger Fran vino y dejó por escrito:

AAAAcho señor Kbulla,
Si no es arquitecto, le gusta la arquitectura.
Está chévere el post, lo disfruté y además pude apreciar con mas detalle algunos puntos focales del centro comercial que no advertí la única vez que fuí.
Está bonito, al menos da una grata sorpresa porque las fachadas son monótonas y esos medio-arcos exteriores que nadie los entiende.

Afortunadamente me oriento por las calles que lo rodean, de lo contrario todavía estaría buscando mi carro.

Dentro todo cambia, sorprende `por lo feo del exterior. Los baños tuve el placer de no visitarlos.
A mí también me gustó mucho la bóveda de luz central y la lámpara....un detalle hermoso.La iluminación, con sinceridad, una de las mejores que he podido apreciar a nivel de malls dentro del país.

Lo peor es el servicio, fui a una peluquería bastante bonita que está en la feria, pero las personas que regentan el sitio y el personal te hacen sentir como en una barriada cualquiera.
La música, sus conversaciones, el trato. Mas nunca piso el sitio, quien me manda a estar inventando.Eso sí, Ipod y libro en mano, ese es el equipo de supervivencia de los sábados en la pelu.
Y ahora si lo dejo,me dió sueño.

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO