<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, sábado, 13 de diciembre de 2008

UN PRESIDENTE QUE TRABAJA PARA EL PUEBLO.

Entendiendo lo pesado y complejo que debe ser el gobernar una nación en procura de la mayor suma de felicidad posible para sus habitantes, todo ello como el resultado de un desarrollo económico que se traduzca en todo un caudal de servicios al ciudadano, enmarcados en un clima de paz, tanto ciudadana como nacional, uno llega a pensar que quizás uno de los trabajos del que menos tiempo libre se dispone, es el de los funcionarios públicos que detentan cargos de alta responsabilidad como alcaldes, gobernadores, ministros, etc. y así hasta llegar al presidente de la república.

Bueno, esa es la imagen que uno tiene, o tenía EL KBULLA cuando era niño. Esa posibilidad de poder experimentar hoy en día ese nivel de inocencia, es algo que le está vedado a los niños que crecieron y maduraron en los últimos 10 años en Venezuela. El actual presidente ha roto records de todo tipo; records que gente dedicada al mundo diplomático no ha podido alcanzar. Así, por ejemplo, el presidente Chávez hace tiempo que destronó a su Santidad Juan Pablo II como el jefe de Estado que más naciones del mundo ha visitado. Es el presidente que más horas semanales dedica a hablar por televisión (sin contar el maratónico dominical) y muchas de ellas en obligada cadena nacional. Es el presidente que más días ha acumulado de ausencia fuera de Venezuela (más de un año) so pretexto de salir a buscar y establecer acuerdos socio-económicos para el beneficio del pueblo venezolano. Y el cuento es largo. El caso es, que más bien muchos venezolanos nos preguntamos con verdadera preocupación quién será la persona que gobierna el país, pues el presidente Chávez pareciera que siempre está de gira (por Venezuela o por el mundo) en una campaña política interminable.

Y quienes lo hemos visto lanzando la primera bola en un juego de beisbol, como personalidad invitada al lado de Bill Clinton, o jugando beisbol con Sammy Sosa, o presenciando a puertas cerradas un partido entre la selección de Venezuela y el Inter de Milán, o tratando de dar la patada inicial junto con Maradona y Evo Morales (Evo mostró que si sabe patear un balón) en la inauguración de la Copa América, o intentando manejar una retroexcavadora en la interconexión del Metro de Los Teques, o que lo hemos visto cantar en uno de sus tantos programas (¿lograrán los Khichner meterlo en el Latín American Idol del 2009?) no nos resulta extraño que en cualquier momento nos venga con alguna de sus anécdotas personales de cuando era niño en Sabaneta, cadete en la Academia Militar y cosas por el estilo. Pero para lo que en verdad no estaba yo preparado, era para oírlo hablar sobre su sobrado dominio en el uso de la mensajería de texto por telefónia celular (SMS).

El jueves 11 aprovechó una reunión con su comando de campaña del PUSV, allá en el Teatro Municipal de Caracas (obra de Guzmán Blanco) para informarle a toda Venezuela que iba a aprovechar la ocasión para dirigirse a una persona, con el propósito de que la misma supiera que “en verdad era él” con quien “chateó”. Bueno, ni corto ni perezoso empezó a contarnos las vicisitudes que experimentó al recibir un mensaje de texto equivocado. Y dijo cosas como estas:


-A todas estas voy aproximándome poco, dale pa’ca, dale pa’llá, ¿no? buscando confianza…chateando…con confianza… a mi me encanta chatear, disfruto chateando, me enseñaron las hijas mías las grandes, las viejonas ya, de mis hijas.

-Ahora, entonces resulta que, bueno, me responde, me dice que bueno, tengo un problema grave, ¿podemos hablar un ratico? Sí, como no…

El cuento es largo, tan largo, que a uno se le hace difícil asimilar que el presidente de una nación reciba directamente llamadas o mensajes de celulares, máxime si tenemos presente que, en el caso venezolano en particular, el primer mandatario siempre está en el ojo del huracán de los más elucubrados intentos de magnicidio. Pero más difícil resulta comprender, que el presidente diga que pasó un buen rato “chateando” (entiendo que quiso decir: intercambiando mensajes de texto) con un perfecto extraño. Más incomprensible resulta aún que, ya que el presidente argumentó que “el mensaje lo conmocionó”, no haya acortado camino y simplemente haya marcado el número telefónico que viene asociado a todo mensaje de texto. Tampoco está clara la urgencia de que una persona desconocida sepa que él, Hugo Chávez, fue la persona con la que estuvo "chateando" accidentalmente. Pero bueno, ya lo dijo el presidente, a él le encanta chatear.

Lo que personalmente a mi me conmocionó (aparte de posteriormente ver esa noche como el presidente interrumpía la transmisión del juego de pelota, en donde jugaba El Magallanes, para nuevamente decirle por enésima vez al pueblo, que había que aprobar una enmienda constitucional, para que él, Hugo Chávez, siga interrumpiendo juegos y novelas por secular seculorum) fue el hecho de que tanto para él, como para todas esas rémoras que viven adosadas a su humanidad, no terminen de percatarse que con cada alocución, con cada transmisión, con cada intervención presidencial, resulta cada vez más evidente para Juan Pueblito, que el presidente hace de todo menos lo que se supone que el pueblo votó para que hiciese: gobernar. ¿Quién gobierna en Venezuela mientras el presidente intercambia mensajes de texto por celular?

Viene entonces a mi memoria una entrevista que leí, hace muchos años, en torno a la personalidad política de Felipe González, el cual mientras fue presidente del gobierno de España, jamás se dejó ver en un acto público que implicase descanso, diversión, o distracción. Decía el entrevistado, que Felipe González entendía que el hombre promedio del pueblo español iba a evaluar o valorar su presencia en este tipo de eventos, en forma negativa, pues no en balde lo habían elegido a él para que estuviese pendiente y se preocupase de los muchos problemas que tenía el país y no para verlo olvidándose de los mismos.

Cuán lejos están nuestros políticos (todos, gobierno y oposición) de entender que su obligación para con sus mandantes (el pueblo) es de dedicación exclusiva y que no tendrá reposo u horario de descanso, mientras en el el país las carencias superen con creces a las promesas de lo que ya parece poco menos que una comedia bufa.

- - - - -


- - - - -

Etiquetas: , , , , ,

1 COMENTARIOS:

A las 3:58 p. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Excelente apreciacion..pienso lo mismo...lastima que muchos venezolanos lo idolatren!

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO