<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\759453302\46blogName\75KBULLA\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://kbulla.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_VE\46v\0752\46homepageUrl\75http://kbulla.blogspot.com/\46vt\0756415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, domingo, 6 de julio de 2008

LA GAZETA DE CARACAS.


El 24 de octubre del año 1808, en la esquina La Torre de la calle de La Catedral de Caracas, apareció el primer periódico impreso en la Capitanía General de Venezuela. Su nombre, en concordancia con las normas gramaticales de la época: LA GAZETA DE CARACAS.

Era un semanario que circulaba los viernes, constaba de apenas 4 hojas de 2 columnas, y en ella se atendían temas de agricultura, comercio, letras y política. La política sobre la que se trataba, era obviamente de apoyo a la monarquía, pues si bien se invitaba a la ciudadanía a participar con aportes personales sobre instrucción y literatura (ofreciendo pagar por dicha colaboración) todo trabajo o ensayo quedaba sometido a la censuraba previa por parte de las autoridades del gobierno colonial.

Y es que si revisamos el diccionario de la Real Academia de la Lengua, veremos que en la España colonial “gaceta” era el nombre que se le daba al diario oficial del gobierno. De hecho, hasta el día de hoy, el instrumento mediante el cual el gobierno venezolano hace público y formal todo aquello que tenga que ver con las acciones del poder ejecutivo (nombramientos, resoluciones, edictos, decretos, promulgación de leyes, etc.) es denominado la GACETA OFICIAL.

En cuanto al origen de la palabra “gazeta”, tal parece que dicho vocablo proviene de Venecia. Allí circulaba una moneda denominada gazetta y justamente una gazetta era el precio de los periódicos que se vendían en la poderosa ciudad de Venecia que, en el siglo XVI, era conocida como La Reina del Adriático.



Durante la creación de la ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE PERIODISTAS (AVP) el día 20 de agosto de 1941, se decidió elegir el día 24 de octubre como el Día Nacional del Periodista en consideración a la aparición del primer número de LA GAZETA DE CARACAS. No fue sino hasta la celebración de la IV Convención Anual de la AVP (celebrada en la ciudad de Valencia en 1964) cuando se presentó una proposición formal para cambiar dicha fecha. La razón de esta propuesta se basaba en el hecho de con la fecha del 24 de octubre, si bien se homenajeaba la fundación del primer periódico de la ciudad de Caracas, el mismo no era más que el órgano de divulgación de la representación del gobierno monárquico en estas tierras para aquel momento. La idea del cambio venía desde los calabozos del cuartel San Carlos en Caracas, en donde el periodista Guillermo García Ponce pagaba prisión ( junto con Pompeyo Márquez, Domingo Alberto Rangel, Simón Sáez Mérida, y Teodoro Petkoff entre otros). Proponía García Ponce que se cambiase la fecha del día del periodista, haciendo coincidir la misma con la fecha de la fundación de EL CORREO DEL ORINOCO, el cual había sido fundado por El Libertador Simón Bolívar el 27 de junio de 1818. La aprobación de tal fecha, servía así para rendir homenaje a las ideas de libertad del Padre de la Patria, quien en una oportunidad llegó a decir: “La imprenta es tan útil como los pertrechos, y ella es la artillería del pensamiento”.

Dado que la convención se había celebrado entre los días 24 y 26 del mes de julio, y puesto que la nueva fecha propuesta (y aceptada) ya había quedado atrás en el calendario, el día del periodista se celebra por primera vez en la nueva fecha del 27 de junio, el año siguiente de 1965. El 24 de octubre pasó, apartir de ese momento, a homenajear el día del trabajador gráfico (o de las artes gráficas) ya que independientemente del enfoque político del primer periódico publicado en Caracas, lo cierto es que fue la primera labor de imprenta que oficialmente registra la historia de Venezuela.

Hechos anecdóticos en torno a la GAZETA DE CARACAS los constituyen el hecho de que la imprenta que se utilizó para la publicación de este periódico, había sido traída por el Precursor de nuestra independencia, Don Francisco de Miranda. El 27 de abril de 1806 Miranda intentó desembarcar en Venezuela por las playas de Ocumare de la Costa (Estado Aragua) pero fue sorprendido por los barcos de los guardacostas españoles ARGOS y CELOSO. Las tropas españolas capturaron las goletas BEE y BACCHUS, además de 57 miembros de la tripulación. Entre los mismos se encontraban 5 tipógrafos y uno de ellos sería condenado a muerte junto con otros 9 miembros de las tripulaciones detenidas. El 21 de julio, el jefe de tipógrafos, MILES L. HALL fue ejecutado en la horca y su cuerpo posteriormente descuartizado, como era la costumbre de la época, para con tal extremo proceder, intentar desanimar cualquier intento de sublevación.

Es por ello que se considera a este ciudadano estadounidense, como el primer mártir de la imprenta en Venezuela. La presencia de estos tipógrafos no era accidental. En las bodegas del buque LEANDER, que logró escapar y en donde iba Miranda, se encontraba la imprenta a través de la cual el Precursor había impreso su Proclama y desde donde pensaba seguir promoviendo sus ideas a una población apática y conformista (de casta le viene al galgo). Miranda lograría desembarcar en la Vela de Coro durante la madrugada del 03 de agosto de ese año de 1806 y de allí se dirigirá hasta Coro, la cual hallará desierta. Miranda terminará decidiendo abandonar Venezuela y llegará finalmente a Trinidad.

Es en Trinidad, en donde en 1808 y ante la solicitud del Capitán General de Venezuela Juan de Casas Y Barreras, buscando combatir las nefastas noticias sobre la invasión napoleónica a España y por el contrario, buscando poder mostrar la férrea resistencia que el pueblo español oponía a las fuerzas invasoras, se negoció con los ingleses Mateo Gallagher y Jaime Lamb la instalación de una imprenta en Caracas. Gallagher había adquirido la imprenta mirandina a través de una subasta de bienes de Miranda; subasta esta a la que se había visto obligado nuestro Precursor para pagar una serie de deudas contraídas durante su permanencia en la isla. Así, paradójicamente, la imprenta que Miranda había intentado introducir en Venezuela para la propagación de sus ideas revolucionarias, terminaría prestando de momento sus servicios a la corona española.

El otro hecho anecdótico es que la redacción de la GAZETA DE CARACAS se deja en manos de un joven, dueño de un gran talento y que hasta inglés sabía. Era tan grande su erudición, que a pesar de contar con apenas 28 años de edad, ya había sido nombrado secretario del despacho del Capitán General. Su nombre: Andrés de Jesús María y José Bello López (Andrés Bello). Sería en esta misma imprenta en la que Andrés Bello aprovecharía para publicar su libro sobre la historia de Venezuela desde la época del descubrimiento hasta el año de 1810: CALENDARIO MANUAL Y GUÍA UNIVERSAL DE FORASTEROS EN VENEZUELA PARA EL AÑO 1810.

Para entender la significación de la presencia de la imprenta en Venezuela en una fecha como el año de 1808, baste citar el hecho de que en 1789 el Barón Alexander Von Humboldt expresó su asombro porque Venezuela no contase todavía con una. Máxime si se toma en cuenta que México contaba con una desde el año de 1539, Perú desde 1581 y Santa Fé de Bogotá (una de las más tardías) desde 1785. Así de olvidados y huérfanos de las fuentes del saber se encontraban los venezolanos del siglo XVII.

Dado que la ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE PERIODISTA fue fundada en el año de 1941, este año del 2008 se deberían estar cumpliendo 67 años de su fundación. Sin embargo, el 23 de agosto de 1972 (primer gobierno de RAFAEL CALDERA) el Ejecutivo promulgó la Ley del Ejercicio del Periodismo, por lo que la AVP desapareció para dar paso a la creación del COLEGIO NACIONAL DE PERIODISTAS. Por consiguiente, el día 27 de junio el CNP celebró 36 años de fundado. Esta institución, que a pesar de su corta edad ya daba muestras de desgaste y agotamiento desde hace tiempo, en estos 2 últimos años ha pasado a ocupar los primeros lugares de los titulares de la prensa nacional por diversas razones. La primera ocurrió el año pasado (2007) y tuvo que ver con la negativa que en pleno acto de premiación hizo uno de sus agremiados, al negarse a recibir un premio: el periodista William Echeverría. Echeverría manifestó a través de un discurso, en pleno acto de la premiación, su negativa a recibir de manos del Gobierno Municipal de Caracas el Premio Metropolitano de Periodismo Aníbal Nazoa. Y puede que a Aníbal Nazoa no le hubiese hecho gracia semejante desplante, pero estoy seguro que al sarcástico de MATÍAS CARRASCO, sí que le hubiese hecho mucha gracia.

Este año, después de 10 años sin elegir una nueva junta directiva, se celebraron las elecciones para la designación de nuevas autoridades en el CNP. Quizás porque no estaba presente el CNE, o el terrible “niño barbudo” y sus maquinitas de lotería OLIVETTI (rebautizadas SMARTMATIC) o simplemente porque la gente ya está aprendiendo que las promesas y discursos cargados de buenas intenciones no preñan, lo cierto es que la representación gubernamental no vio luz en dichos comicios. Por si fuese poco las bofetadas que el gobierno parece estar recibiendo de un gremio al que pensaba arrinconado, este año -en el Día del Periodista- la homenajeada con la distinción del Premio de Periodismo 2008, rechazó el mismo. Graciela Beltrán Carías también mostró su desacuerdo en recibir de manos de un gobierno que tanto ella, como buena parte de sus colegas y de la sociedad, sienten que no trata con mucha cortesía que se diga al gremio. ¿Cómo es posible que el gobierno no haya sabido prever la eventualidad de estos desaires? Bueno, si para algo sirve de consuelo, ni siquiera el adivino, futurólogo, horoscopero, iluminado (y demás hierbas esotéricas) de HERMES, pudo anticiparse al fraude electoral del cual denuncia haber sido víctima.

Y uno, podrá estar o no de acuerdo con la actitud de estos 2 periodistas galardonados, pero la realidad es que los reconocimientos y demás distinciones a la trayectoria profesional de un periodista, no pueden venir de los gobiernos de turno. Y quizás para ello sea necesario hacer un ejercicio de introspección y analizar y entender qué es lo que debe ser un periodista.

De las muchas definiciones que uno se encuentra en torno a la función del periodista, sin lugar a dudas (en mi opinión) la más acertada es aquella que califica al periodista como una “caja de resonancia”. Y si buscamos en el diccionario de la RAE la definición de esta expresión tan rimbombante, nos encontraremos que entre las muchas acepciones que presenta la misma, hay una que define lo que a mi juicio es la esencia del periodista:

Institución, lugar o persona cuya relevancia le permite recibir y difundir las noticias que conciernen a sus intereses o ámbito de acción.

Y en esta definición, al hablar de relevancia, se le da cabida tanto a la persona (periodista) como a la institución (periódico, radio, tv). Y es que el periodista y el medio a través del cual se expresa éste (o presta sus servicios) están íntimamente relacionados. La credibilidad y el prestigio de cada uno de ellos depende del otro. Es decir, como si se tratara de una interrelación de seres vivientes, se produce una especie de simbiosis en donde ambos, de saberlo hacer, salen beneficiados. Aquí, bien que se le puede meter al método socrático y preguntarse si el periodista Z es un señor periodista porque trabaja en el periódico X, o si el periódico X es un gran periódico porque en el mismo escribe el periodista Z. Obviamente, en el periódico confluyen una serie de ideas que deben conllevar a una línea editorial y ésta a su vez debe obedecer a un código de ética en donde no se menosprecie la inteligencia del lector.

Por consiguiente, el periodista debe, por encima de todo, ser el medio reglamentado a través del cual se expresan, denuncian y protestan los ciudadanos de la calle. No puede el periodista, por consiguiente, ser el órgano de divulgación del gobierno de turno. Aunque resulte difícil de entender o aceptar, el periodista lo será en la medida en que entienda y sepa jugar el papel de un opositor (de carácter objetivo) al gobierno de turno, no importa cuál sea la tendencia de este último. Pues un verdadero periodista debe ser apartidista. No puede tener su conciencia hipotecada a las directrices dictadas por los intereses inmediatos y puntuales de un partido político. Cuando el periodista utiliza su pluma para justificar las acciones del gobierno o lanzar loas a la grandeza de sus obras, el periodista deja de serlo y se convierte en una caricatura del publicista.

Nadie compra un periódico para leer lo bien que lo está haciendo el gobierno de turno. Eso es algo que el hombre de la calle vive y siente diariamente y que, de en verdad existir, no necesita que nadie se lo magnifique. Lo que el hombre de la calle busca cuando tiene un periódico en sus manos, es una válvula de alivio que dé salida a sus frustraciones, a sus necesidades y a las innumerables falencias que acumula con el correr de los días. Que pueda ver, al leer ese periódico, que él no está solo, que hay gente de relevancia que es capaz de encauzar por buen camino todos esos sentimientos encontrados y sintetizarlos en esas 2 ó 3 columnas de las que dispone un periodista, para denunciar y protestar a viva voz, en busca de una mejor sociedad, de un mejor país.

Y en eso de recibir premios del gobierno de turno, quizás la situación que se dio en el año de 1975 entre el para entonces presidente Carlos Andrés Pérez y el caricaturista Pedro León Zapata, represente la horma del zapato para todos aquellos personajes del momento que gustan de ser adulados por el poder de turno. Oía una vez por radio (mientras iba manejando) una de las tantas entrevistas que se le hacían al genial e incisivo Zapata. En un momento de la entrevista, refirió Zapata que en una oportunidad se vio en la absurda o cómica situación de ser condecorado por CAP (a quien Zapata, como a todos los presidentes que han estado en el poder, "se la tenía dedicada") y al momento de colocarle la condecoración, el gocho de Rubio trató de romper el hielo diciéndole algo así como:

-Caramba, Pedro León, quién lo iba a pensar, Ud. siendo condecorado por mí.

A lo que el gocho de La Grita, apurose en responderle:

-No se preocupe, señor presidente, que el desprestigio es mutuo.


FUENTES-.

- LA GAZETA DE CARACAS.

-LA IMPRENTA EN CARACAS.

- CALENDARIO MANUAL Y GUÍA UNIVERSAL DE FORASTEROS EN VENEZUELA PARA EL AÑO 1810.

-FUNDACIÓN DE LA AVP.

-DISOLUCIÓN DE LA AVP.

- - - - - - - - -

-LA GAZETA DE CARACAS -LA GACETA DE CARACAS - - - - - - -

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Etiquetas: , , , , , , , ,

4 COMENTARIOS:

A las 10:16 p. m., Anonymous Maryorie vino y dejó por escrito:

Vaya, que interesante. Conozco a alguien a quien le voy a recomendar este blog.

Saludos,

 
A las 11:11 p. m., Blogger Paola vino y dejó por escrito:

Hola! Encontramos tu blog gracias a To2Blogs. Pasábamos por aquí para comentar que estamos trabajando en un Proyecto sobre la comunidad Blog de Venezuela. Nos gustaría que participaras en el proyecto como informante y nos des tu opinión sobre la movida Blog en el país.
Si estás interesad@, visítanos en http://venezuelaenblogs.blogspot.com/ donde encontraras más información al respecto y el enlace a la consulta que estamos llevando a cabo.
Saludos Cordiales

 
A las 4:54 a. m., Blogger Divina Cereza vino y dejó por escrito:

Señor Kbulla le dejo un saludos patriotas por aquí.
Reciba usted y la Señora Kbulla un gran abrazo.

 
A las 9:08 p. m., Anonymous Ernestomac vino y dejó por escrito:

Amigo le recomiendo el texto:DE LA IMPRENTA EN VENEZUELA Y ALGUNAS OBRAS DE REFERENCIA de Pedro Grases. Este autor como otrso no cometen la imprudencia de decir que la imprenta de Miranda es la es utilizada para la Gaceta de Caracas, algunas partes si, algunas, Mateo Gallagher y Jaime Lamb compran en Trinidad una gran cantidad de implementos entre los que se encuentran los de Miranda, lo demás es especular o novelar.

Saludos muy buen artículo.

Ernestomac

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO