<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, martes, 26 de febrero de 2008

EL MÉDICO ES EL ÚNICO PROFESIONAL QUE ENTIERRA SUS ERRORES.

Un amigo mío tenía pautada para el día de hoy una operación de resección transuretral de la próstata, a la vez que iba aprovechar la necesidad de esta intervención para operarse de 2 hernias inguinales. Una de ellas los suficientemente grande como para tener que colocarle una malla. Menos mal que mi amigo no vive en Cuba.

Bien sea porque en esta época todavía "Pacheco" está haciendo de las suyas en Caracas o bien porque los nervios hicieron estragos en su sistema inmunológico, el caso es que a mi amigo lo agarró un gripón el fin de semana. Dado que los síntomas no sólo arreciaban sino que hasta tenía fiebre, mi amigo trató de ponerse en contacto con el médico principal que lo estaba tratando (y que a la vez lo iba a operar) pero con resultados negativos. Lo más que logró, es que lo atendiese uno de los asistentes de este médico. A decir verdad, mi amigo no buscó primariamente molestar al médico, pues sabe de su carga de trabajo, sino que buscó contactar a uno de sus varios asistentes. El caso es que logra después de varios intentos la comunicación telefónica y explicar su caso. La respuesta fue la acostumbrada: "déjenos consultar al doctor y nosotros le devolvemos la llamada".

Pasan las horas y nada. Mi amigo se atreve a “volver a molestar” al asistente y este le explica que “el doctor entra y sale, por lo que me ha sido imposible plantearle su caso. No se preocupe que yo estoy pendiente de su caso. No llame, que yo lo llamo”. Llegó el atardecer y nada que lo llamaban. Volvió a intentar otra llamada (so pena de ser regañado) y seguían sin darle respuesta. Total que llamó al celular del doctor en donde le dejó un mensaje exponiendo su caso. Llegó la mañana de hoy y mi amigo se apersonó en el hospital, encontrándose en la Unidad de Admisión con que su operación seguía pautada para hoy. Es decir, no había sido suspendida. Haciendo de tripas corazón mi amigo se entregó en los brazos de la ciencia. Lo prepararon para quirófano y hasta le habilitaron una vía para hidratación. Estando en el quirófano apareció el cirujano que le iba a operar de las hernias y le preguntó a mi amigo que qué hacía él ahí. Dios es sabio y jamás ha permitido que mi amigo porte o sepa usar un arma de fuego. La verdad que mi amigo sí sabía qué hacía allí. Mi amigo estaba a punto de formar parte de otra de las tantas malas praxis médicas que uno adivina que se deben producir a diario en los hospitales del mundo. Ensayando la mejor de sus sonrisas le explicó que él estaba allí para operarse, pues no había logrado receptividad en torno a su planteamiento de contar en su humanidad con un huésped indeseable (la gripe). La realidad es, que ambos cirujanos si habían sido informados sobre el cuadro febril y gripal de mi amigo. Lo que no supieron explicarle fue lo siguiente:

1) ¿Por qué el personal de admisión no sabía que la operación había sido suspendida?

2) ¿Por qué el personal de quirófano tampoco sabía que la operación había sido suspendida?

3) ¿Por qué nadie del personal responsable de su caso en el hospital, se tomó la molestia de devolverle la llamada a mi amigo para decirle que él estaba en lo correcto cuando consideraba que el cuadro de fiebre y gripe que presentaba no lo hacían apto para una intervención quirúrgica?

Lo más cumbre es que, hablando de todo como los locos con mi amigo, salió a colación el ayuno previo y enema que debió haberse realizado. Mi amigo no sabía nada de eso de preparación previa. A él nadie le dijo nada. Es decir, cenó opíparamente (me imagino que pensó en eso de “la última cena”) y por la mañanita fue he hizo del vientre como es su costumbre, yéndose en ayunas (por consideración propia y no porque se lo hayan informado) a casa de los matarifes. ¡Perdón! Quise decir, al hospital en donde iba a ser intervenido quirúrgicamente. Si bien, personalmente, pienso que hay un poco de ignorancia por parte de mi amigo en cuanto a la preparación previa personal para una intervención quirúrgica (de paso múltiple) en la zona abdominal, también entiendo que es obligación de toda institución médica transmitir este tipo de información (tanto verbal como en forma escrita) a toda persona que va a pasar un largo rato acostada mientras medio mundo en el quirofano cuenta chistes y anécdotas a su alrededor.

Y después todavía vamos y nos extrañamos que haya gente que prefiere ir a contarle sus cuitas a un brujo o, en el mejor de los casos, busque la sanación en eso que se ha dado en llamar medicina alternativa.

- - - -

- - - -

Etiquetas: , , , ,

7 COMENTARIOS:

A las 12:19 a. m., Blogger Natasha vino y dejó por escrito:

...vaya tu blog si tiene trayectoria... (2004) bueno, ,uy interesante el artículo... para ponernos alerta, me ha encanatdo el "título" muy elocuente y a proposito amigo, te voy a poner en contacto con una amiga argentina a quien estoy segura le encantará leerte y a lo mejor a ti también a ella
su blog esta en http://drgoliamiguel.blogspot.com/

Salu2

Naty

 
A las 11:19 a. m., Blogger luis vino y dejó por escrito:

por lo que lei no fue tanta la culpa del medico, si no mas bien de la burocracia de la clinica, el inico error (y comprensible debido a la alta cantidad de pacientes por medico) fue la del medico por no atenderle la llamada.
por suerte fue sus pendida la operacion, pero me parece extraño que no le explicaron de como deberia de prepararse.
el año pasado tuve un pequeño problema y me tuvieron que hacer una operacion y me dieron una hoja de lo que tenia que hacer para la operacion, paso por paso.
ahora bien si hubiese caido en manos de un 2brujo" y ahi incluyo a los llamados medicina cuantica, holistica o cualquier otra charlataneria, es muy posible que tu amigo no estuviese vivo para echar el cuento.
Ya que en realidad solo son charlatanes

 
A las 11:26 a. m., Blogger luis vino y dejó por escrito:

Y muchas gracias por tus recomendaciones

 
A las 6:37 p. m., Anonymous topocho vino y dejó por escrito:

Amigo mío, lo de la gripe fue un "detallazo" con respecto a la enema, en realidad se debe haber hecho el loco, porque vamos a estra claros ¿Quién quiere ponerse una enema?

 
A las 8:53 p. m., Blogger KBULLA vino y dejó por escrito:

NATASHA:

El blog de tu amiga presenta una labor muy loable, como resulta ser el hecho de convertirse en sitio en donde los afectados por la mala praxis de los médicos, podemos al menos ejecutar cierta función de catarsis personal.

LUÍS:

Es cierto (y de hecho yo lo dije) la falta de atención a las inquietudes de mi amigo pareciera que es producto del exceso de trabajo del galeno.

Pero resulta que mi amigo no acudió precisamente a una casa de vecindad, sino al hospital ese en donde la leyenda urbana dice que Fidel Castro fue operado del corazón a comienzos de esta década. Por lo que respecta al doctor, el mismo parece todo un Dr. House, no por el mal humor o cinismo (por el contrario, educado en extremo) sino por la gran cantidad de médicos que fungen como asistentes de su persona y que se supone que deberían ayudarlo a compartir no sólo su trabajo, sino los problemas que se puedan derivar de los mismos.

Entonces, rescato la idea original: no concibo que una persona acuda a una clínica y antes de pasarla a quirófano no le pregunten al paciente cómo se siente. Si a mi amigo alguien le hubiese preguntado eso, él les hubiese contestado que desde el día anterior estaba tratando de que alguien lo escuchase en torno a la aparición de los síntomas gripales, incluyendo la fiebre y su preocupación (pues nadie lo alertó previamente al respecto) de si con semejante malestar era factible que enfrentase una operación. Imagínate, ya estaba dentro del quirófano cuando apareció uno de los cirujanos (que afortunadamente sí llegaron a ser informados) y se lo encontró tendido en la mesa de operaciones y con una vía puesta. Y entonces aquí surgen una serie de preguntas sobre el Control de Calidad de las clínicas (tú sabes, la bendita ISO 9000):

1)¿Por qué no se le devolvió la llamada al paciente, como le había sido ofrecido, en todas las veces que el mismo llamó?

2) ¿Por qué la parte administrativa del hospital (Admisión) no fue informada de la suspensión de la operación?

3) ¿Por qué el personal de quirófano no sabía que la operación había sido suspendida?

4) ¿Por qué a todo paciente que va a ser intervenido no se le manifiesta con antelación (en forma verbal y escrita) las condiciones en que debe acudir a la intervención y las causas o síntomas que se pueden presentar previamente a la operación y que (siendo importantes) deben ser informados en forma inmediata a la clínica (nombre y teléfonos del doctor responsable a contactar) para que los mismos sean evaluados por personal calificado?

5) ¿Por qué al momento de la preparación para quirófano no se le pregunta al paciente si se siente mal o si tiene algo que decir que él considere importante?

Imagínate, otra cosa que me enteré después, es que mi amigo entró a quirófano con "su melena" intacta. No me imagino que la ciencia haya avanzado tanto como para que no se rasure previamente tanto la zona a intervenir, así como las zonas aledañas. Mi amigo me dice que él no le paró, pues pensó que eso se lo harían en pleno quirófano. No sé si hoy se estila así, pero antiguamente eso era realizado por personal de enfermería en el cuarto del paciente o en el cuarto de preparación para la intervención.

En pocas palabras, amigo LUÍS, se trata simplemente de que el hospital debe contar con un manual de procedimientos a seguir. No es que al doctor “fulano de tal” le guste de tal forma, o de que al doctor “perico de los palotes” le guste de otra. Debe haber un procedimiento lógico y seguro a seguir, que resulte objetivo y que no responda a la subjetividad de las personas involucradas en un momento dado. Estamos hablando de que en los hospitales se supone que se pone la tecnología y el conocimiento al servicio del paciente y que el éxito de ello es producto de la aplicación rigurosa del método científico y no de que se tenga la suerte de que ese día todo el mundo andaba de buen humor en el hospital y por consiguiente fueron amables, solícitos en extremo y altamente preocupados por la salud del paciente. Debe existir una metodología (un manual de procedimiento para cada cargo) que esté por encima de los problemas personales que pueda tener cada uno de los encargados o involucrados con la salud en los centros hospitalarios, y que prevea y garantice el comportamiento idóneo de cada uno de ellos, desde el simple camillero hasta el gerente de la clínica. Esa, amigo LUÍS, es la motivación implícita de mi post. Una cosa son las series hospitalarias que vemos en televisión y otra muy diferente la realidad del día a día en los hospitales del mundo.

TOPOCHO:

A raíz de este caso, estuve conversando con mucha gente al respecto y me encontré con 2 señores que tuvieron que operarse de hernia inguinal, uno de ellos (por cierto) de doble hernia. Pues bien, ninguno de ellos tuvo que ir con las tripas limpias (enema) al quirófano, sino que lo único que hicieron fue cenar temprano y en forma frugal el día anterior. Ni me quiero imaginar que pasaría si ocurre un accidente y se perfora una pared del intestino. ¿Cómo manejarán el mayor riesgo de aparición de una peritonitis? Por cierto, como casualmente ambos se operaron en la misma clínica, a ellos se les indicó que la noche anterior (en la intimidad de su hogar) ellos mismos le quitaran la melena “al león”. Quedaron igualitos que mi avatar. ;)

En cuanto al tabú de los enemas, te voy a echar un cuento. Conozco a un gastroenterólogo que estaba tratando a una paciente con un cuadro muy pero que muy delicado de problema de colon. El caso es que la paciente volvió al cabo de unos meses a hacerse una colonoscopia (rato largo más fea que un enema) y el médico quedó sorprendido al encontrase con un colon saludable. Al preguntarle a la señora que qué había hecho ella para curarse por si sola, y a ese nivel de salud, ella le contestó que se estaba haciendo "enemas de café". Y si a ti te llama la atención esos de los "enemas de café" (a mi también) pues en un paseito por GOOGLE me encontré que los hay de todos los "sabores" habidos y por haber.

Saludos a todos.

 
A las 5:21 p. m., Blogger Maléfica vino y dejó por escrito:

Ya había escuchado de los enemas de café y de otras prácticas parecidas para mejorar el colon y parece que dan resultado.
A lo mejor uno le tiene mucha fe a la medicina alopática porque su propaganda es mejor.

 
A las 4:34 a. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

I want not agree on it. I over precise post. Specially the designation attracted me to study the intact story.

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO