<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\759453302\46blogName\75KBULLA\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://kbulla.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_VE\46v\0752\46homepageUrl\75http://kbulla.blogspot.com/\46vt\0756415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, jueves, 26 de febrero de 2009

DE LOS DELITOS ELECTORALES Y LA APLICACIÓN DE LA LEY EN VENEZUELA.

El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, sino el que pudiendo ser injusto no quiere serlo.
(Menandro de Laodicea)


Una de las cosas que más llamó mi atención en torno a la doble votación del gobernador del Estado Anzoátegui TAREK WIILIAM SAAB en los comicios del domingo próximo pasado, ha sido la forma en que la prensa nacional reseñó el hecho y fijó las culpas del mismo.

Todos los medios de comunicación, sin excepción, centraron tanto la crítica como la censura de este suceso, única y exclusivamente en torno a la figura de WILLIAM SAAB. Por alguna razón, se obvia el hecho de que WILLIAM SAAB no está solo en este delito electoral. Tiene un cómplice y este cómplice no es precisamente el poder que le confiere su investidura de gobernador. Me refiero al presidente o presidenta de la mesa en donde votó WILLIAM SAAB. Sí, esa persona (designada por el CNE) que controla el botón que libera o bloquea la famosa maquinita OLIVETTI.

Sin la participación de esta persona, WILLIAM SAAB podría haberse convertido en un basilisco y su intención de volver a votar hubiese quedado frustrada. De haber intentado WILLIAM SAAB (y no lo hizo) hacer valer su condición de gobernador para votar por segunda vez, bien que se pudiese haber calificado tal proceder como un desafuero en contra de la presidencia de la mesa electoral. Pero no fue así. Todos vimos por televisión como WILLIAM SAAB rompía el comprobante electoral y se lo entregaba a un miembro de la mesa electoral que, por su cercanía, entendemos que era precisamente quien fungía de presidente de la misma. WILLIAM SAAB no se retira, sino que vuelve a colocarse detrás del paraban de cartón y nuevamente vuelve a votar.

Toda la prensa y articulistas independientes, centran sus críticas sobre el proceder de WILLIAM SAAB, pero dejan en un anonimato (que a mí me resulta cómplice y complaciente) a quien no dudó más de unos segundos (ante el delicado gesto de disgusto de WILLIAM SAAB) en volver a liberar la máquina de votación para que WILLIAM SAAB volviese a votar. Afortunadamente, WILLIAM SAAB no volvió a tropezar con la misma piedra y salió victorioso en su segunda intentona. La pregunta de las 68.000 lochas es saber qué hubiese sucedido si WILLIAM SAAB se hubiese equivocado por segunda vez, cuál hubiese sido la reacción y proceder del complaciente presidente o presidenta de mesa. ¿Le hubiese dado un tercer chance? Mucho me temo que sí.

La prensa nacional perdió una oportunidad de oro para poner de relieve que la única forma de que un ciudadano pueda votar 2 veces seguidas en la máquina de votación OLIVETTI, sólo es posible si quien controla el desbloqueo de la máquina permite que esto sea así. El caso WILLIAM SAAB es el claro ejemplo de la anarquía que reina en muchas de las mesas electorales del país, en donde no existe un equilibrio de fuerzas de las diferentes corrientes políticas presentes en el evento electoral. Tanto WILLIAM SAAB como la persona que cumplió funciones de presidente de la mesa electoral, cometieron un delito. Si la prensa nacional hubiese dedicado unas líneas al extraño y complaciente comportamiento del presidente o presidenta de la mesa electoral, llegando de ser posible (¿y qué no es posible para un profesional del periodismo?) a entrevistar a quien permitió (al apretar el botón que desbloquea la máquina) que WILLIAM SAAB votase por segunda vez, estoy seguro que esto hubiese servido de futuro escarmiento para los miembros y presidentes de mesa de las futuras contiendas electorales, pues a nadie le gusta aparecer en prensa radio o televisión como la persona responsable de una irregularidad.

La LEY ORGÁNICA DEL SUFRAGIO Y PARTICIPACIÓN POLÍTICA establece en el TÍTULO X, Sección Segunda (De los delitos electorales) en los numerales 8 y 9 del artículo N° 256 lo siguiente:

Artículo 256. Serán penados con prisión de seis (6) meses a un (1) año:

8. Quien vote dos o más veces, suplante a otro en su identidad, o asuma la de un fallecido en el ejercicio del voto;

Este es el caso de WILLIAM SAAB, pues hasta él mismo en sus declaraciones reconoce haber votado 2 veces, por si Ud. no lo vió…

9. El miembro o secretario de una Mesa electoral que se niegue a firmar las actas electorales, o cuando
consientan una votación ilegal doble o suplantada;


Este el caso de la persona que ocupó el cargo de presidente de la mesa, pues la misma consintió (y facilitó) que WILLIAM SAAB votase por segunda vez. De hecho, el texto del artículo está en plural, pues hace también responsable al secretario de la Mesa Electoral. Dicho de otra forma, si bien quien funge de presidente de la mesa tenía el control del botón, no se vio, durante el acto de la doble votación de WILLIAM SAAB, que algún miembro de la mesa electoral (incluyendo al secretario) protestase a viva voz porque el presidente de la mesa permitiese que WILLIAM SAAB volviese a votar. Es decir, hubo un acto voluntario de omisión de sus funciones por parte del resto de los miembros de la Mesa Electoral. Y ya sabemos, la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento. Toda una aporía, pero así son las leyes del hombre.


En cuanto a WILLIAM SAAB en sí, llama la atención que un hombre que se autoproclama como un luchador de los derechos humanos, especialmente los derechos individuales, los derechos civiles y políticos (como él mismo acostumbra a decir) que no haya sabido aprovechar la oportunidad para dar una lección de civismo y proclamar que si bien el voto que aparece impreso en la papeleta no se corresponde con su intención o escogencia, él respeta por encima de todo las leyes (en este caso las leyes electorales) y por consiguiente procede a introducir la papeleta en la urna, muy a su pesar. Pudiendo haberse comportado como un caballero, terminó reaccionando como un patán. De que se pega, se pega.

En cuanto al CNE, al revisar en el portal la parte correspondiente a la LEY ORGÁNICA DEL SUFRAGIO Y PARTICIPACIÓN POLÍTICA, la Sección Segunda del TITULO X (en donde se tipifican los delitos electorales y sus sanciones) los artículos que aparecen reseñados en el portal como pertenecientes a este TÍTULO X (DEL RÉGIMEN SANCIONATORIO) pertenecen en realidad al TÍTULO IX (DE LA REVISIÓN DE LOS ACTOS Y ACTUACIONES DE LOS ORGANISMOS ELECTORALES). El TÍTULO X como tal, y todos sus artículos (desde el 251 al 265 incluido) no existe en el portal del CNE. Todo un minestrone.



Quien tenga curiosidad por ver los artículos referentes a los delitos electorales, inexistentes en el portal del CNE (pero existentes en otras páginas WEB) puede hacerlo haciendo click aquí.


Por cierto que, eso de las metidas de pata en el portal del CNE, no es para nada nuevo. Cuando en su oportunidad me tocó revisar todo lo concerniente a las elecciones regionales para los municipios del Estado Bolívar, me tocó ver con estupor que, de acuerdo al mapa físico del portal del CNE, Venezuela limita al sur del Estado Bolívar con Colombia.

Entonces, a uno le entra un frio en el cuerpo al pensar que es precisamente esta gente la encargada de velar por los resultados de los diferentes procesos electorales de nosotros los venezolanos. Y digo yo, tomando en cuenta las reiteradas metidas de pata de la gente del CNE ¿no será que ese primer resultado parcial del domingo 15, en donde se dijo: SÍ=54,36% NO=45,63% era en realidad al revés y estos bobolongos lo que estaban era viéndolo en un espejo? Porque no me va a negar el lector, que ese primer resultado parcial presentado (en donde tanto la parte entera como la parte decimal de un porcentaje es la permuta del otro) no solamente resultó ser la mar de atípico, sino que creo que al igual que los premios de las loterías venezolanas, rompió con las leyes de las probabilidades y la estadística.



- - - - -

- - - - -

Etiquetas: , , , , , ,

Etiquetas: , , ,

3 COMENTARIOS:

A las 9:37 a. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Hola, Interesante, no va a continuar con este artнculo?

 
A las 1:34 p. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Este artículo fue muy interesante, sobre todo desde que yo era la búsqueda de ideas sobre este tema el pasado jueves.

 
A las 3:58 a. m., Anonymous Anónimo vino y dejó por escrito:

Hello there! This is kind of off topic but I need some guidance from an established
blog. Is it hard to set up your own blog?

I'm not very techincal but I can figure things out pretty quick. I'm thinking about making my own but I'm not sure where to begin. Do you have any ideas or suggestions? Cheers

My web blog: http://www.ufrgs.br/psicoeduc/comunidade/pg/profile/Katherin8

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO