<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, lunes, 23 de febrero de 2009

EL VENTAJISMO DEL SI Y EL DERROTISMO DEL NO.

No puedo citar la fuente de esta anécdota, pero en alguna parte lo leí y ha quedado mi memoria. Durante la campaña de las elecciones presidenciales del año 1960 en los EEUU, el senador demócrata John F. Kennedy se bajó de un automóvil, en el que iba con un grupo de colaboradores, para ayudar a cruzar la calle a una anciana que esperaba en una esquina. Al regresar al automóvil, uno de sus ocupantes se dirigió a Kennedy y le dijo: -se ve que no quieres perder ni un solo voto. A lo que Kennedy respondió: -¿cómo te sentirías si perdieses las votaciones del estado por un voto de diferencia?

Kennedy supo hacer uso de su carisma personal para cautivar a una audiencia potencial de votantes y conociendo la magia de ese aparato llamado televisión (que invadía la privacidad de los hogares) no dudo en buscar la participación de las estrellas del momento (el RAT PACK de Sinatra) y de retar a su contrincante a debates televisivos. El resultado fue que Kennedy ganó las elecciones al republicano Richard Nixon, quien para ese momento era el vicepresidente del gobierno de Dwight Eisenhower.

Ese fenómeno mediático no pasó desapercibido en el mundo y mucho menos en Venezuela. Si la infraestructura del país y la juventud de su población no brindaba la oportunidad de permitir a un candidato ayudar a cruzar la calle a una viejita, si sobraban niños para cargarlos y besuquearlos. Venezuela, siendo prácticamente el único país con democracia permanente durante la segunda mitad del siglo XX, sirvió para la experimentación de las grandes empresas de publicidad. Es así como el famoso JOE NAPOLITAN que llevó al triunfo de Kennedy, vendrá a Venezuela a asesorar a los adecos en las campañas presidenciales. Los copeyanos no podían ser menos y contratan a DAVID GARTH.

No se nos vendía una propuesta, sino un producto. Fue la época en donde los estribillos o slogans llenaban los espacios publicitarios para suplir la carencia de un mensaje . Es así como se escuchó hasta la saciedad uno que para mi gusto resultaba muy largo(en realidad era un jingle o canción) pero que aparentemente fue efectivo: “Ese hombre sí camina, va de frente y da la cara. ¡Carlos Andrés!” El famoso slogan con pito incluido que los buhoneros vendían en los semáforos (creación de Chelique Sarabia) de “Piiiii-ñe-ruuaaa. ¡Correcto!”. Un Renny Otollina con un “¿Estamos claros?” El de “Luís Herrera arregla esto”. El positivismo que fue aprovechado en el apellido de candidato adeco Jaime Lunchi. El del candidato por el MIR Américo Martín (el padre de la actriz María Alejandra Martín) “Manos limpias al poder”. O el slogan del candidato Teodoro Petkoff de ”Sí podemos, somos MAS”. El avezado lector sabrá ahora de dónde fue que sacó el nombre del partido PODEMOS, el antiguo miembro del MAS, Ismael García. Y así podemos seguir hasta llegar al último de Rafael Caldera: “Venezuela entera necesita a Caldera”.

Recuerdo haber visto en un pizarrón de la universidad, un mensaje anónimo en el que se incluía todo esa serie de slogans vacíos, pero que juntos formaban una gran verdad:

Ni el MAS CORRECTO,
CAMINANDO A PASO DE VENCEDORES,
CON LAS MANOS LIMPIAS,
ARREGLA ESTO.
¿ESTAMOS CLAROS?


¿Que no es época de slogans políticos? Bueno, se da el caso que un senador mulato y que encima tiene por segundo nombre el de HUSSEIN, el cual logró aglutinar en torno a su propuesta de gobierno al ciudadano común estadounidense, mediante un pegajoso y prometedor: YES, WE CAN.

La actual confrontación por la aprobación de la enmienda constitucional, no sólo estuvo huérfana de una pauta publicitaria efectiva por parte de la oposición, sino que ésta tampoco se preocupo en crear la figura de un líder que representase la opción del NO. Mientras en las elecciones para gobernadores y alcaldes vimos a todos los candidatos de la oposición salir a pelear por su cambur…¡Perdón! quise decir curul, en el actual proceso eleccionario de algo tan decisivo como la preservación de la esencia que da sentido a la democracia (la alternabilidad) nadie se atrevió a decir “esta boca es mía”. Se le dejó la pesada carga de hacer llegar el mensaje por el NO a toda la población del país, a un grupo de estudiantes universitarios. ¿Por qué se hizo esto? ¿Cuál era la estrategia? La verdad que no lo sé y ningún político se ha hecho responsable por la pérdida del NO. Se argumenta que las encuestas de diciembre daban una amplia ventaja al NO y que inexplicablemente esa ventaja se perdió. Bueno, si de encuestas se trata, la verdad que yo tengo mis reservas. Pero una cosa es obvia, Chávez se echó la enmienda encima, se autodenominó pueblo y no se cansó de vociferar todos los días que el pueblo clamaba por el SÍ. Del otro lado no hubo un interlocutor que le hiciese frente. No hubo nadie que lo pudiese invitar a debatir qué ventaja podía tener para el pueblo el hecho de que Chávez pudiese optar a ser nuevamente candidato presidencial. Claro que Chávez jamás hubiese aceptado el mismo, pero hubiese sido una oportunidad para la oposición de mostrar otra de las tantas contradicciones del monótono y repetitivo discurso de Chávez. El que existiese un interlocutor que le refutara, hubiese obligado a Chávez abandonar su posición de una iniciativa agresiva, para tener que ponerse a la defensiva. Un contendor que lo obligase a reconocer que él (Chávez) es gobierno y no candidato de oposición, como siempre le ha gustado aparecer. Un contendor que le obligase a cambiar un discurso de nuevas promesas y lo llevase a tener que decirle al pueblo qué había hecho por el país con un ingreso de más de 700.000 millones de dólares en sus 10 años de gobierno. Un contendor que lo obligase entonces a tener que circunscribirse a tener que explicarle al pueblo el porqué había que enmendar una constitución que él mismo había propuesto, proyectado y aprobado.

El SÍ tenía una figura en torno a la cual se aglutinaba la propuesta de enmienda, como si fuese poco el positivismo que conlleva el utilizar una optimista afirmación (en vez de una pesimista negación) a una propuesta. Nada más y nada menos que HUGO CHÁVEZ FRÍAS. La oposición no presentó ninguna figura política de peso, una imagen que pudiese hablar por y para defender a la propuesta del NO. Decía el periodista Joe McGinniss (autor del bestseller de 1968 Cómo se vende un presidente) que:

"El público se conmueve con la leyenda, comprendida la leyenda viviente, no con el mero hombre. Es la aureola que rodea al personaje maravilloso más que el propio personaje, lo que atrae a los seguidores. Nuestra tarea es forjar esta aureola. La atención engendra atención. Personas que no prestarían atención a algo que presenciaran en la calle, la prestarán y sostendrán si ven a una multitud congregada para presenciarlo. La gente suspira ante las estrellas de cine al verlas de cerca no porque ellas sean inherentemente más interesantes que el vecino, sino porque son un foco de la atención pública, de adulación. Son acontecimientos, sucesos, instituciones, leyendas: ver la leyenda en carne y hueso. Algo que podrán contar a sus vecinos".

La oposición sabía que estaba luchando con una leyenda (aquel militar golpista, reducido, del discurso de los 20 segundos en febrero de 1992 y su demoledor e impactante “Por ahora nuestros objetivos no fueron alcanzados”) ¿cómo pudieron entonces pretender que se podía derrotar la propuesta del SI acudiendo sólo a los programas de una televisión de alcance local (GLOBOVISIÓN) o una ahora paradójicamente elitista RCTV (ya que sólo puede ser vista por cable) dejando el trabajo pesado de calle a las simples marchas (cuando pudieron hacerlas) de estudiantes universitarios en unas 5 ó 6 ciudades del país? ¿Será que esa gente todavía cree que Caracas es Caracas y lo demás es monte y culebra? ¿Acaso olvidaron los medios de comunicación, que juegan ahora el papel de oposición, cuánta responsabilidad tienen ellos en la creación, propagación y sostenimiento de esa leyenda del militar golpista bueno, de 1992? ¿Dónde está la autora del libro La Rebelión de los Ángeles y su esposo que se mofaba en su programa de televisión de la propuesta de Salas Römer de dotar de funiculares o teleféricos a los barrios de Caracas, como efectivamente ocurre hoy en día con el METROCABLE de Medellín en Colombia? ¿Dónde están todos esos periodistas, locutores y demás miembros de nuestra farándula que nos metieron por los ojos al ex-teniente coronel como un candidato demócrata a carta cabal? ¿Por qué no aprovecharon una situación tan neurálgica como la de la enmienda y salieron a intentar desfacer el entuerto? ¿Por qué no salieron las fuerzas vivas del país a defender el proyecto del NO? ¿Por qué no salió la gente de farándula a defender la propuesta del NO, como sí lo hicieron cuando combatieron la LEY MORDAZA, conocida hoy por hoy como LEY RESORTE o cuando vieron que el cierre de RCTV iba en serio? ¿Que no los dejaron? Bien, entonces ¿por qué no lo denunciaron así? ¿Por qué, aprovechando su caracter de ídolos, no denunciaron el ventajismo existente? Ellos tienen una llegada a las masas, que ya quisieran para si muchos de los políticos venezolanos.

Claro, se me podrá argumentar que el espectro radioeléctrico está en manos del gobierno. Es cierto, es por eso que la estrategia debió ser otra y se debió realizar una verdadera labor de hormiga y la misma no debió quedar en manos de los estudiantes, sino que toda esa maquinaria partidista que en su momento salió a pelear por sus puestos en gobernaciones y alcaldías, debió hacerlo también para convencer al pueblo que había que votar por el NO y que ninguno de los beneficios alcanzados iba a desaparecer, pues no se trataba de salir de Chávez, pues decirle NO a la enmienda lo único que contempla es que no tenga la posibilidad de volver a mandar nuevamente en el 2013. ¿Alguien recuerda que se haya manejado ese discurso en asambleas populares, que se haya llevado casa por casa, que se haya mostrado lo peligroso que puede resultar que un mandatario se perpetúe en el poder?

La apatía y el abandono de la oposición ha llegado a tal extremo, que ya ni se preocupan por hacerles más fácil, a sus potenciales electores, el acto de votación. Así por ejemplo, para las elecciones presidenciales del 2006, el CNE introdujo en su página WEB los datos correspondientes a la mesa, folio y línea en donde aparecían los datos del lector. Dicha información (de evidente ayuda y agilización para el proceso de votación) fue eliminada para los próximos comicios electorales, sin que ninguna de las fuerzas políticas y ONG llegaran a reclamar al respecto. En esta oportunidad, nuevamente fuimos los venezolanos a votar a ciegas. Ni el CNE (cuya evidente parcialización puede justificar ciertas actitudes y omisiones) ni mucho menos la oposición, se preocuparon por decirle al venezolano cómo se debía votar. Es decir, qué guarandinga de iconos iban a aparecer en las famosas maquinitas OLIVETTI al momento de escoger Juan Bimba su voto. Y la oposición no puede venir a decir a estas alturas que no tenía acceso a saber cómo se votaba, porque entonces estaría reconociendo que jamás de los jamases ha participado en la auditorías de las máquinas. Ya lo dice el refrán: al que no lo hace, le hacen.

Conozco a una persona que lo tocó hacer labor proselitista por el SÍ. Esa persona está ligada a la parte coordinadora de la MISIÓN RIBAS. Me contaba esa persona, que cada uno de ellos tenía la obligación de garantizar que se iba a llevar a votar a 10 personas. A diferencia de otras veces, no se trataba de decirle a esas 10 personas que debían estar en un punto determinado en donde se les iba a ir a buscar en un bus o buseta para llevarlas a votar. Se trataba de ir hasta sus propias casas y llevarlas a votar. Darles desayuno o almuerzo si era necesario, ayudarla económicamente en cualquier necesidad puntual en forma inmediata y traerla de vuelta hasta su casa. Hay dinero para eso, me aseguró la persona. Esa persona contó para el día de las votaciones con dinero en efectivo (no me quiso decir cuánto) más de 100 tarjetas de Bs. 25,oo para llamadas (a pesar de que asegura que llegó a gastar 26 de ellas) y 6 taxis a su disposición, los cuales se llevaron cada uno Bs. 350,oo de los FUERTES por los servicios prestados ese día.

Esa persona me aseguraba en semanas previas al evento, que a su entender el SÍ ganaba sobrado. Me decía que veía a la oposición quedada, apagada, sin propósito alguno, como resignada. Chávez se jugaba a Rosalinda en este evento. Para ello se contaba, no solamente con el COMANDO POR EL SÍ, sino que estaba toda la infraestructura creada por el gobierno. Desde el PUSV, pasando por las MISIONES, ministerios, PDVSA, hasta las más humildes JUNTAS COMUNALES. Súmesele a esto los operativos de MERCAL, PDVAL y demás sistemas de dádivas y que alguien me diga a mí qué se estaba haciendo en lado opositor para intentar contrarrestar esa posición ventajista, de todos conocida.

Me decía también, que una noche en una reunión en un barrio de San Félix, se levantó una señora mayor y con vehemencia y sentimiento gritó al resto del grupo, que había que votar por el SÍ, porque de no hacerlo iban a perder todo lo que el presidente Chávez les había dado. Iban a perder, el MERCAL, el BARRIO ADENTRO, las MISIONES. No se trataba de ellos, sino de sus hijos, concluía la señora. Me decía esta persona, que lo que más le impactó de la intervención de la señora, era la emoción con que lo hacía. No había ningún representante del gobierno (de baja o media estofa) en esa reunión. Por tanto, la señora no estaba fingiendo para congraciarse con algún representante del gobierno. Es más, se manejaba también la idea que, de ganar el NO, iba a suceder lo mismo que ha sucedido en las gobernaciones y alcaldías en que ha ganado la oposición y en donde el gobierno les ha quitado todo cuanto ha podido. Es decir, se manejaba la idea que de ganar el NO, sería el propio Chávez quien, en represalia, retiraría las MISIONES y demás servicios sociales y entonces, ¿qué iba a ser de ellos en los próximos años en que todavía le tocaba gobernar a Chávez? Juan Bimba, Juan Pueblito, sabe muy bien que Chávez no es precisamente amor, pero sabe que es él el que tiene el poder… y no precisamente el de GRAYSKULL

Es obvio que de la misma forma que en el referéndum anterior caló la cuña del carnicero expropiado, en esta oportunidad la cuña de la señora que va a un BARRIO ADENTRO en el año 2013 y se encuentra que eso es ahora una clínica privada, llegó al subconsciente de Juan Bimba. La oposición no tuvo cómo contrarrestar esa idea. Se limitó a decir (en alguno que otro programa de radio y televisión) que eso era ridículo. Que en donde había ganado la oposición, seguían existiendo los servicios de Chávez. Olvidaron que Chávez sigue mandando y que la cuña daba a entender que Chávez ya no estaba. Recordemos que en la cuña se muestra un calendario con el año 2013. El mensaje era claro: después de Chávez, el diluvio.

Puede que estos servicios no trabajen como lo hicieron en un principio, pero es lo único que tiene esta gente. La oposición bien que pudiese apoyar la labor de ONGs como lo puede ser el ROTARY CLUB, la CRUZ ROJA o hasta el FÉ Y ALEGRÍA. La realidad es que estas organizaciones no gubernamentales fenecen, mientras los venezolanos (sin distingo de ideología) vimos como sí hubo dinero para promocionar a los diferentes candidatos a alcaldes y gobernadores en todos los rincones de Venezuela. La oposición no cuenta con cuadros dispuestos a hacer labor de calle, de ir de puerta en puerta dando algo, en lugar de ir a pedir. Esa es la gran diferencia entre el gobierno y la oposición. Hay, hubo y habrá un ventajismo por parte de quien detenta el gobierno (¿cuándo no lo ha habido?) pero la oposición cree que con denunciarlo le basta para desenmascarar al abusador y lograr adeptos.

Habrá quien diga que es estúpida la idea de que si se votaba por el NO, iban a desaparecer los servicios que Chávez les da. Esa persona sólo tiene que pensar que todos esos servicios fueron creados por Chávez a partir de la activación por parte de SÚMATE y la COORDINADORA DEMOCRÁTICA, del Referéndum Revocatorio en el año 2003. Es entonces cuando Chávez dilata lo más que le fue posible la aprobación de la activación del referéndum, así como la verificación de firmas, todo ello para ganar tiempo y poder crear el aparataje de la MISIÓN ROBINSÓN y MISIÓN RIBAS (con beca de 100 dólares, vociferaba el presidente) así como el sistema de una seudo medicatura rural (llevada a los barrios de las principales ciudades) llamada BARRIO ADENTRO. Antes de la posición de fuerza de la oposición para acortar la permanencia del presidente en el cargo (basándose en el artículoN° 72 de la Constitución Bolivariana de 1999) Chávez sólo se acordaba del pueblo a nivel de discurso. La oposición, paradójicamente, lo empujó a tener que dedicarse a ayudar al olvidado Juan Bimba. ¿Alguien se acuerda de eso? No, como tampoco nadie se acuerda que con un barril de petróleo en poco más de 9 dólares, el gobierno anterior al de Chávez (el de Caldera y su chiripero) prestaba servicio social a los pobres a través de la beca escolar, la beca alimentaria, el programa alimentario materno infantil PAMI (para madres embarazadas y en período de lactancia) los Hogares de Cuidado Diario (una guardería en una casita de una vecina del propio barrio, para que las madres que trabajan lo pudiesen hacer tranquilas) el vaso de leche escolar, el uniforme escolar, el pasaje estudiantil, la cesta ticket alimentaria (para evitar que el hombre gastase todo su sueldo en aguardiente). Todo ese servicio al más necesitado existía antes de que Chávez lo rescatase del olvido en que él mismo lo había dejado y lo rebautizara con la figura de MISIONES. ¿Alguien se acuerda? Nadie, ni siquiera la oposición. Pues jamás he visto que lo haya traído a colación en algún momento determinado. El venezolano es desagradecido y de memoria corta. Eso lo sabe la oposición adeco-copeyana y no hay razón para que la nueva oposición de UNT, PRIMERO JUSTICIA, etc. lo desconozca.

Un joven que conozco, y que sirvió en el batallón de selva en la zona apureña de Cararabo y por consiguiente no le tiene mucho cariño a todo lo que le recuerde un uniforme militar, no tiene problema alguno en reconocer que en su pueblito de URACOA todos los meses llega gente del gobierno con bolsas de comida para los habitantes del pueblo (la topografía y lo remoto del lugar no permite la presencia de un MERCAL) y que a los pescadores del delta les han dado hasta motores fuera de borda para sus lanchas o curiaras. Chávez lo tiene clarito, él no será simpático ni buen mozo, pero tiene billete, y ya sabemos lo que dice el dicho: billete mata a galán. ¿Cómo puede combatir eso un estudiante que desde una calle lo único que hace es corear: ESTUDIANTES…CLAP, CLAP CLAP. ESTUDIANTES…CLAP, CLAP CLAP? Sería bueno que nuestros líderes estudiantiles (empezando por aquel que simplonamente argumentaba que él estaba comiendo arroz chino) leyesen e internalizasen el discurso que en 1928 leyó el entonces también bachiller Jóvito Villalba. Discurso que le valió la cárcel durante la cruenta, sanguinaria e inmisericorde dictadura gomecista, cuando osadamente terminó el mismo diciendo:



Perdió o rompió un leñador el mango de su hacha y mientras lo reponía, tuvo la selva algunos días de descanso. Nuestro hombre suplicóle por fin humildemente que le permitiese tomar una sola rama, para hacer otro mango; prometió que marcharía a ganarse la vida a otra parte, que dejaría en pie ésta y aquella encina, éste y aquel abeto, que todos admiraban por sus años y su frondosidad. La inocente selva le proveyó de nuevas armas. Bastante lo sintió. Apenas tuvo mango el hacha, sirvióse de ella el leñador para despojar a su bienhechora de sus mejores galas. Gemía la selva a todas horas; su propio don era el instrumento de su suplicio.
Así procede el mundo: el benefactor se emplea contra el que lo hizo. Cansado estoy de decirlo. La ingratitud está de moda.

(Jean de La Fontaine, 1621-1695)



- - - - -

- - - - -

Etiquetas: , , , , ,

Etiquetas: , , , , ,

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO