<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, sábado, 12 de noviembre de 2005

DE LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA.

Se dice que la historia nos permite entender el presente a través del conocimiento del pasado. De ahí la famosa cita de Sir WINSTON CHURCHILL: Aquellos pueblos que no conocen su historia, están condenados a repetirla. Aprender de los errores del pasado, para no errar en el presente. Esa sería, la razón principal para conocer nuestra historia. Para saber de dónde venimos, quienes somos y hacia dónde vamos.

Sin embargo, siendo la historia una referencia escrita de un hecho social, cuya fuente (en muchos casos) no es más que la narración de sucesos vividos por los propios protagonistas, es de esperarse que la misma no esté exenta de una buena dosis de subjetividad, tanto del protagonista como del investigador y autor de la obra. En pocas palabras: la historia la escriben los vencedores y no los vencidos. Aunque creo que se ajusta más a la realidad aquella de: la historia no la escriben los vencedores; la escriben los muertos y la cuentan los vivos.

Los días sábados a las 6 A.M., GLOBOVISIÓN retransmite el programa: ARISTEGUI, de la CNN en Español. CARMEN ARISTEGUI es una periodista mexicana de gran credibilidad (y por consiguiente influencia) dentro de la sociedad mexicana.

Hasta donde he podido ver, el programa sabatino (con un enfoque de pensamiento más internacional que el de transmisión diaria, enfocado en México) se dedica a entrevistar escritores mexicanos en torno a la última publicación que han realizado, llevándolos y dejando que sean ellos mismos, quienes decidan la forma en que se tratará el tema.

En el programa de este sábado, entrevista al historiador franco-mexicano JEAN MEYER, quien estaba invitado para hablar sobre su último libro: LA GRAN CONTROVERSIA. En un momento de la entrevista, el escritor hizo mención a los problemas que se le presentan a un historiador cuando, en su investigación para determinar los hechos, necesariamente termina tomando partido por una posición. Citaba como ejemplo el caso de España, país que habiendo sufrido una cruenta guerra civil (con 3 años de duración) se encontraba ahora viviendo otra, pero en el plano literario, ya que todos los días sale a la luz un nuevo libro sobre tan delicado tema, llevando consigo la carga subjetiva de su autor, quien indefectiblemente termina tomando parte por uno u otro bando de la guerra.

Y es que, decía, la historia está siendo utilizada por los políticos para exacerbar nacionalismos en tornos a sus meros intereses. Esto mismo, indica el entrevistado, ocurre en el plano de lo religioso. Sin embargo, en aquellas sociedades en donde se ha alcanzado un nivel de madurez intelectual, estas cosas ocurren en un grado mucho menor. Cita el caso de Alemania y Francia, quienes habiendo sido rivales en 2 guerras mundiales, han logrado integrarse en torno a la Unión Europea. Esto fue posible, explica MEYER, porque la historia que se ha venido enseñando en esos 2 países (de trascendental beligerancia) no llevaba en sí, la descalificación o el resentimiento contra o hacia el antiguo rival.

Considera MEYER, que tal como lo indicaba el historiador mexicano LUÍS GONZÁLEZ, la historia no debiera ser enseñada en la escuela básica. Lo que en ese momento se debe enseñar, es un gran bosquejo de cómo el hombre ha venido evolucionando desde la época de la cavernas hasta nuestros días. Cuando ya sí, la historia debe ser enseñada, analizada y evaluada es en la universidad. Cuando ya el joven ha llegado a la edad de la madurez, sin que en el camino se le haya inculcado una predisposición para juzgar a priori los hechos acaecidos. De esta forma, concluye MEYER, se lograrán adultos sin prejuicios y/o resentimientos a la hora de analizar los sucesos que hicieron historia.

Lástima que pensamientos como los expuestos por el catedrático MEYER, no tengan cabida en aquellas discursos cargados de odio y resentimiento. En donde el zaherir es una norma y no un accidente. En donde se nos intenta vender que la disensión es sinónimo de traición. Donde la burla y la descalificación tienden a ser el común denominador antes que una excepción. En donde, poco a poco, se va inculcando un absurdo culto mesiánico hacia la personalidad.

¡Cuánta falta le hace madurar, al pensamiento social dentro de nuestras universidades!


PERSONAJES:

-CARMEN ARISTEGUI,
-JEAN MEYER.
-LA GRAN CONTROVERSIA.
-LUÍS GONZÁLEZ.

1 COMENTARIOS:

A las 11:52 a. m., Blogger unocontodo vino y dejó por escrito:

Razón por la cual, los "rojos", los agarran desde niños....

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO