<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, miércoles, 25 de julio de 2007

CUANDO EL JUEVES RESULTA MÁS ATRAVESADO QUE UN MIÉRCOLES.

En 1976, a poco más de un año de haber sido proclamado (que no coronado) rey de España, Juan Carlos I realizó un viaje a los EEUU y aprovechando una invitación del congreso estadounidense, dio un discurso ante los miembros del Capitolio en el que entre otras cosas dijo:

..."la Monarquía hará que, bajo los principios de la democracia, se mantengan en España la paz social y la estabilidad política, a la vez que se asegure el acceso ordenado al poder de las distintas alternativas de gobierno, según los deseos del pueblo libremente expresados".

Y tanto fue su empeño, que a finales de 1978 sometió a referéndum popular el proyecto de constitución y ese mismo mes, con un 88% de votos a favor, el Rey Juan Carlos promulgaba la Constitución de la actual democracia española.

A partir de ese momento, en España había libertad. Libertad para expresarse, libertad para manifestar, libertad para residir en donde se quisiese, libertad para disentir, libertad para asociarse, libertad para realizar huelgas, libertad para practicar el culto de acuerdo a las creencias personales y libertad para vivir, pues hasta la nueva constitución la garantizaba, al eliminar del código penal la pena de muerte. Eso y muchas cosas más fue lo que obtuvieron los españoles con la llegada de Juan Carlos I al poder. Cosas que suenan a perogrullada para quienes han nacido y vivido en democracia, pero que durante muchas décadas para los españoles que les tocó vivir la dictadura española (producto del golpe militar de 1936 en la España de la Segunda República) era poco menos que una utopía.

Y así iba España aprendiendo a vivir esa nueva libertad, cuando una tarde del 23 de febrero de 1981 el teniente-coronel de la Guardia Civil (cuerpo policial militarizado) Antonio Tejero, irrumpía en el Congreso para romper el hilo constitucional con la pistola desenfundada y gritándole a los diputados presentes ¡QUIETO TODO EL MUNDO! al tiempo que ordenaba que se tiraran al suelo.

El proceder de Tejero no era individual. Otros oficiales tomaban poder sobre cuerpos blindados en diferentes provincias y los españoles que a duras penas empezaban a deletrear la palabra democracia, comenzaban a vivir la noche más larga de lo que de repente se tornó en un futuro incierto. Esta vigilia fue rota (poco después de la 1 de la madrugada) por la presencia en los medios radiotelevisivos del rey Juan Carlos, quien vistiendo su uniforme de Capitán General (el cual se lo había ganado, pues Franco, en su preparación como futuro rey de España lo había obligado a servir en las 3 fuerzas) se dirigía al país para decir:


"Al dirigirme a todos los españoles, con brevedad y concisión en las circunstancias extraordinarias que en estos momentos estamos viviendo, pido a todos la mayor serenidad y confianza y les hago saber que he cursado a los Capitanes Generales de las regiones militares, zonas marítimas y regiones aéreas, la orden siguiente: Ante la situación creada por los sucesos desarrollados en el Palacio del Congreso y para evitar cualquier posible confusión, confirmo que he ordenado a las autoridades civiles y a la Junta de Jefes de Estado Mayor que tomen todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente. Cualquier medida de caracter militar que en su caso hubiera de tomarse deberá contar con la aprobación de la Junta de Jefes de Estado Mayor. La Corona, símbolo de la permanencia y unidad de la Patria, no puede tolerar en forma alguna acciones o actitudes de personas que pretendan interrumpir por la fuerza, el proceso democrático que la Constitución votada por el pueblo español determinó en su día a través de referéndum".

A partir de entonces, España ha venido consolidando su democracia, y forma parte desde el año 1986, de la OTAN y la Unión Europea. Por su parte, el rey Juan Carlos cumple a cabalidad con lo establecido en el titulo II de la constitución, en donde se establece que :

“…el Rey, Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las Leyes”.

En lo que a su vida privada se refiere, lejos está él y su familia de formar parte de las comidillas de la prensa del chisme, como lo ha venido siendo desde hace décadas la casa real de Windsor. Sus hijas se han casado con verdaderos plebeyos, carentes de títulos nobiliarios y hasta de riquezas. Y en lo que al heredero de la corona se refiere, el príncipe Felipe, tiene por consorte a una periodista que llevó por casi una década vida marital con uno de sus profesores de la universidad. En pocas palabras, antes de buscar estrechar o fortalecer lazos con otras casas reales, los hijos del rey de España se han casado con quienes les ha dado su realísima gana. Nunca mejor dicho, si a ver vamos.

A comienzos de este mes de julio y durante el debate sobre el estado de la nación, el presidente Rodríguez Zapatero ofreció un incentivo de 2500 euros a toda familia establecida legalmente en el país y que ayude a la menguada población española en su crecimiento con el aporte de un hijo. Cosa nada extraña en el resto de la moribunda Europa, en donde los incentivos para que sus ciudadanos se reproduzcan son cada vez mayores, pero que en la España de la picaresca ha sido motivo de todo tipo de burlas. Y es precisamente que haciendo mofa del anuncio gubernamental, que una revista satírica de publicación semanal, llamada EL JUEVES, presentó una caricatura de los príncipes de Asturias en una situación que nada deja a la imaginación y en la cual, según los pinta el caricaturista, la pareja estaría de lo más aplicada en la búsqueda de esa prometida contribución del gobierno.

Independientemente del derecho a la libertad de expresión argumentado por el caricaturista ante la acción judicial emprendida por un juez, está el hecho de que las personas caricaturizadas nada tienen que ver con el anuncio de Rodríguez Zapatero y que, de paso, ya son padres de 2 niñas. Es decir, ni siquiera se puede pensar en un mensaje subliminal dirigido a esta pareja, pues para su contribución al crecimiento de la población española, no han necesitado del ofrecimiento del presidente Zapatero.

Argumentaba el caricaturista, al referirse al revuelo por él causado, que pensó que le iban a cortar la mano derecha, haciendo alusión al barullo que se formó cuando un periódico danés reprodujo la imagen de Mahoma en unas caricaturas. La realidad es, que si no hubiese sido por el espaldarazo que el rey Juan Carlos dio a la democracia española aquella madrugada de febrero de 1981, lo más probable es que hoy en día el caricaturista no hubiese podido hacer mofa de alguno de los miembros de la familia real, y en todo caso, antes que cortarle la mano derecha, muy probablemente le hubiesen aplicado EL GARROTE VIL. Y difícilmente hubiesen tenido tiempo de intentar desfacer el entuerto. Y si alguien cree que EL KBULLA anda con tontos aires puritanos, nada como leer la opinión que la FEDERACIÓN DE HUMORISTAS GRÁFICOS de España, hizo al respecto.


- - - - - - -

------ -

Etiquetas: , , , , , , ,

3 COMENTARIOS:

A las 9:49 a. m., Anonymous Tesne vino y dejó por escrito:

Hola!

Muy buen post, incluso mejor que algunos que he leído hechos por Españoles. Me ha causado gracia la portada que dice "rectificamos" pues es bastante irónica.

 
A las 8:18 p. m., Blogger lemr40 vino y dejó por escrito:

Lo importante es que los mecanismos legales para manejar la situación existen y gozan de credibilidad. El rey, quien no debe haber disfrutado la caricatura, no atropella ni impone; sólo ejerce mecanismos legales. Buen ejemplo para este invento del siglo 21 que tenemos en nuestro infortunado país.

 
A las 1:51 p. m., Blogger Mariale divagando vino y dejó por escrito:

Hola!
Es la primera vez que te visito.

Me complace encontrarme con un post tan bien escrito.

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO