<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9453302\x26blogName\x3dKBULLA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbulla.blogspot.com/\x26vt\x3d6415826347997760451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Desde el escritorio de KBULLA

Monsieur l'abbé, detesto lo que escribe, pero daría mi vida para hacer posible que Ud. continúe escribiendo. (Carta de Voltaire a M. le Riche. Febrero 6 de 1.770)


Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Ciudad Guayana, sábado, 16 de septiembre de 2006

LOS NÚMEROS Y SUS MISTERIOS.

Esta semana que viene, comienzan las clases para KBULLÍN. Por tal razón, DOÑA KBULLA lleva una cruzada titánica y personal (de unas 2 semanas) repasando con el niño las cosas principales que éste aprendió en el tercer grado.

Todos los días le dedica unas 2 horas a repasar dictado, caligrafía y matemáticas. Las 2 primeras, porque muestra ciertas deficiencias en el dominio de las mismas. Tiende a no prestar la debida atención y por consiguiente cuesta trabajo que se concentre. Aspiramos que al tener que escribir lo que se le va diciendo a una determinada velocidad, se vea obligado a fijar la atención y que tal actitud termine por ser algo natural. En cuanto a la caligrafía, no tiene buena letra y la idea es que mejore con la práctica. A veces pienso que pudiese deberse al hecho de que es zurdo, pero hay zurdos con una caligrafía que ya quisiese para sí el secretario privado de la Reina de Inglaterra. En matemáticas va bien, pero DOÑA KBULLA considera, acertadamente, que es importante practicar para reforzar lo aprendido. Máxime en esta etapa de las tablas aritméticas, en donde la memorización de las mismas es necesaria, no importa lo bueno que sea uno razonando.

Hoy estaban repasando la tabla de multiplicar. Ahí la iba llevando el niño, unas veces acertando una buena cantidad, otras diciendo verdaderas barbaridades. Cuando llegaron a la tabla del 9, KBULLÍN le dijo a la mamá que esa era la más fácil. La mamá convino en que así era, pues todos los productos estaban presentes en las tablas anteriores. Es decir, 9 x 3 era lo mismo que 3 x 9. El producto 9 x 7 ya lo habían visto en la tabla del 7, y así con el resto de los números. KBULLÍN le dijo que esa no era la razón, sino que con él saberse la tabla del 9 hasta el 5, los demás productos eran los valores anteriores volteados. La mamá no entendía la explicación de KBULLÍN y yo tampoco lo entendía cuando me lo explicó DOÑA KBULLA (pero todos sabemos que los hombres nunca entienden a sus esposas) así que KBULLÍN agarró una hoja y le escribió la tabla del 9 hasta el 5:

9 x 1= 9

9 x 2= 18

9 x 3= 27

9 x 4= 36

9 x 5= 45



Seguidamente, KBULLÍN le dijo a la mamá que los siguientes números eran igual a los anteriores pero volteados. Es decir, 9 x 6 no es más que el 45 volteado del 9 x 5. El 9 x 7 no es más que el 36 volteado del 9 x 4, y así siguió en su disertación hasta llegar al 9 x 9, que no es más que el 18 volteado del 9 x 2. Le explicó a su mamá, que no servía para el caso del 9 x 1, pues al ser el resultado sólo el número 9, el voltearlo no daba 90. Menos mal que se equivocó en tal razonamiento, pues me llevó a la conclusión de que no es un pichón de genio, sino un simple observador de detalles. Si KBULLÍN hubiese tomado en cuenta al cero como el elemento neutro, hubiese dicho que 9 x 1= 09 y entonces sí hubiese concluido que el producto de 9 x 10 es el 09 “volteado” del 9 x 1. DOÑA KBULLA perdió el tono muscular y pegó la quijada del piso, pues pensó que todos estos años había estado quemando neuronas y vivido verdaderas vigilias sin necesidad alguna. Es decir, pensó que lo mismo podía suceder con otras tablas. KBULLÍN le explicó que no. Que sólo servía para la tabla del nueve. La verdad sea dicha, que yo tampoco había reparado nunca en tal detalle. Ni recuerdo haberlo visto en alguno de esos artículos que aparecen a veces en la prensa, sobre curiosidades matemáticas.

9 x 1= 09 <--- 9 x 10

9 x 2= 18 <--- 9 x 9

9 x 3= 27 <--- 9 x 8

9 x 4= 36 <--- 9 x 7

9 x 5= 45 <--- 9 x 6



Si ustedes creen que DOÑA KBULLA me explicó, radiante de felicidad, tal descubrimiento, están equivocados. DOÑA KBULLA me reclamó que cómo era posible que yo no le prestase atención al niño, pues él aseguró y asegura que me había explicado “su descubrimiento” en su momento y que yo no le había dicho nada. El caso es, que mis repasos con KBULLÍN los hago mientras voy manejando y lo llevo a la escuela. El tráfico y los noticieros de la radio tienden a robar mi atención. La mayoría de las veces me limito simplemente a repasar (repetir) con él, bien sean los estados de Venezuela, las partes del cuerpo, reglas gramaticales, las tablas de operaciones aritméticas, etc. No existe un aporte o intercambio de ideas en mis breves "clases motorizadas" rumbo al colegio.

Tal parece que me estoy perdiendo de una etapa importante en la vida del crecimiento del heredero de la dinastía. ¿Será que, a partir de ahora, mejor lo llevo a la escuela en un SEGWAY?

- -

- -

5 COMENTARIOS:

A las 10:04 a. m., Blogger unocontodo vino y dejó por escrito:

Muy importante eso, de observar de detalles...

 
A las 5:48 p. m., Blogger Altador vino y dejó por escrito:

Gracias por la regla pero cuanto es 9x1.000.000 porque en un examen cuando tenia 8 años me lo preguntaron y saque 6

 
A las 2:36 a. m., Anonymous Taufpate vino y dejó por escrito:

Las matematicas son apasionantes! existen un sin fin de curiosidades matematicas geniales, lastima que ya se me olvidaran mas del 90% de ellas :-/.

Parece mentira que aun y habiendo estudiado ingenieria jamas me pude aprender la tabla de multiplicar, tengo mis propios metodos de sumas abreviadas que me funcionan mas rapido que el tratar de recordar las tablitas (pero no se lo digas al kbullin!).

Te dejo una curiosidad que me ense;aron hace tiempo y que reencontre en la internet! :




Extiende las manos con las palmas hacia abajo una al lado de la otra.
Dobla el dedo meñique de la izquierda.

Ahora supon que queremos multiplicar 9 x algo, pues bien, ese algo es el número de dedos a contar desde el primero que tenemos sin doblar desde la izquierda.
Supongamos 9 x 3, por tanto contamos tres dedos desde la izquierda, por lo que estaríamos en el dedo índice de la mano izquierda.
Pues bien, el número de dedos que quedan sin doblar a la izquierda de ese dedo (sin incluirlo a el mismo), es la primera cifra de la multiplicación .
El número de dedos a la derecha de ese incluido él mismo, es la segunda cifra. Por tanto, tendríamos 2 y 7, lo que da 27.


Prueba y diviertete ;-)

 
A las 9:05 p. m., Anonymous Maléfica vino y dejó por escrito:

Si a Kabullín le gustan las curiosidades matemáticas consíguele el libro El diablo de los números de Hans Magnus Enzenberger, ediciones Siruela.
Es super interesante y divertido

 
A las 7:31 a. m., Blogger KBULLA vino y dejó por escrito:

Sí HORACIO, a veces la diferencia entre un buen trabajo y otro que resulta un desastre, es simplemente que alguien reparó en algo que los demás no veìamos.

TAUFPATE: Yo no sé quién lo pone más complicado, si KBULLÍN queriendo voltear la mitad de la tabla del nueve, o tú con tu acto contorsionista, no apto para artríticos. Hablando en serio, es sorprendente la presencia de las matemáticas hasta en los dedos de las manos, ¿no?

MALÉFICA: Casualmente hace como unos 2 años le compré (a través del CÍRCULO DE LECTORES) ese libro a KBULLÍN y pasamos unos ratos muy agradables leyéndolo juntos. Yo no creo que a KBULLÍN le entusiasmen las matemáticas. Él tiende a ser muy detallista. Se da cuenta de cosas que los demás no nos percatamos. De paso, tiene una gran retentiva. Eso lo descubrió una de sus maestras que había puesto la tarea en el pizarrón y la borró sin que el niño la hubiese copiado, pues estaba distraido hablando con quien no debía. La maestra se sorprendió cuando al regañarlo por no haber copiado la tarea, él fue y se la recitó del "pe al pa". De más está decir, que a partir de ese día lo han agarrado para que participe en todo tipo de acto en que sea necesario exponer o declamar de memoria.

Saludos.

 

Publicar un comentario

VINCULACIÓN A ESTE POST:

Crear un vínculo

<< VER ÚLTIMO POST PUBLICADO